Gerald Cumberbatch y la corrupción en Hosanna

Gerald Cumberbatch y la corrupción en Hosanna
Gerald Cumberbatch, alcalde del distrito de San Miguelito desde 2014. Foto/Cortesía de El Siglo

Gerald Cumberbatch me invitó a unirme a su campaña política en 2014. Aunque no lo conocía bien, acepté. Lo hice porque era un conocido pastor de la Comunidad Apostólica Hosanna, iglesia evangélica más grande del país, y pensé que eso lo hacía una persona con los valores que la administración pública necesita. Una gran equivocación de mi parte.

Aunque traté de enfocarme en apoyar la parte organizativa de la campaña, me percaté de una serie de actos de corrupción cometidos por Gerald Cumberbatch. Cuando lo confrontaba por esos actos, él lo tomaba como un ataque personal. También le reprochaba su arrogancia, falta de humildad y maltrato hacia su equipo de trabajo, la gran mayoría gente buena y miembros de Hosanna, que se las tenían que aguantar por la promesa de trabajar en la Alcaldía de San Miguelito.

En una reunión, Gerald Cumberbatch dijo que lo sacaba de sus casillas con mis señalamientos y que le daban ganas de propinarme un golpe cuando yo le reclamaba un comportamiento acorde con su condición de pastor. Me retiré de la campaña decepcionado y molesto. Le advertí que lo denunciaría por toda la corrupción que vi. Es lo que he venido haciendo desde hace más de dos años.

La campaña la siguió dirigiendo el colombiano Mauricio Von luxburn (también evangélico), quien me dijo que sabía que todo lo que yo denunciaba era verdad pero él, como extranjero, necesitaba estar cerca de Gerald Cumberbatch para hacer las relaciones y contactos que le permitieran lograr negocios. Lo hizo rápido, pues es el enlace entre Gerald Cumberbatch y la principal empresa beneficiada de las vallas y pantallas de publicidad en San Miguelito. ¡Un negociazo! Mauricio Von luxburn se vende como un hombre con los suficientes contactos e influencias en el MEF y la Contraloría General de la República para que sus negocios salgan con aprobación expedita.

Como candidato a alcalde de San Miguelito, por Cambio Democrático y Molirena, Gerald Cumberbatch recibió materiales de construcción del MOP y, por lo menos, 700 mil dólares en recursos del Programa de Ayuda Nacional (PAN). Al menos una orden de compra del PAN (la 62112 del 28 de enero de 2014) por 150 mil dólares en recursos salió a nombre del propio Gerald Cumberbatch (Ver La Estrella de Panamá del 2 de marzo de 2015). A través de una solicitud de información, el PAN me entregó documentación que detalla el recurso que recibió Gerald Cumberbatch de esa orden de compra.

Nuvia Canizalez Tuit

 

Otras órdenes del PAN salían a nombre de Yilka Rueda, asistente de Gerald Cumberbatch, y de otros pastores de Hosanna, que hoy son funcionarios de la Alcaldía de San Miguelito.

Gerald Cumberbatch también obtuvo más de 300 mil dólares en partidas, que convertía en dinero en efectivo en varias juntas comunales, una de ellas era la Junta Comunal de El Real, en Darién. Aunque le dije abiertamente que eso era un acto de corrupción, me dijo que se reuniría el 5 de febrero de 2014 con la representante de El Real en las oficinas de Hosanna Visión (canal de televisión de su iglesia) para definir cuánto le tocaría a él y cuánto a ella.

Gerald Cumberbatch hasta consiguió que le dieran una licencia con sueldo, para hacer política, a su esposa y directora financiera de su campaña, la pastora Melissa Cumberbatch, quien trabajaba en el Programa Nacional para el Desarrollo Local (Pronadel), entidad que dirigía otro miembro de Hosanna, Vladimir Herrera. En otra columna, mencionaré la corrupción cometida por Vladimir Herrera en el Pronadel.

Gerald Cumberbatch también consiguió una licencia con sueldo para hacer política a su asistente, Yilka Rueda, entre otros funcionarios que, pagados por el Estado, trabajaban en su campaña.

De igual manera, Gerald Cumberbathc logró que la empresa Revisalud (encargada de la recolección de la basura en San Miguelito) pagara parte de su campaña, principalmente las facturas de la publicidad radial. Por eso, ahora Gerald Cumberbatch solo responsabiliza a los residentes de San Miguelito por los “pataconcitos” que hay en San Miguelito y nunca llama la atención a Revisalud por el pésimo servicio que ofrece.

Por falta de espacio, en esta columna no podré mencionar todos los casos de corrupción de la campaña de Gerald Cumberbatch.

Esa experiencia en la campaña de Cumberbatch me hizo entender tres cosas del liderazgo Hosanna: 1) es corrupto, 2) tergiversa la Biblia para justificar su corrupción y 3) se sostiene manipulando a la congregación para hacerle creer que Dios aprueba su conducta corrupta. A mí me trataron de convencer que si denunciaba la corrupción de los pastores de Hosanna me estaba metiendo con Dios. Que absurdos, eligieron mal a quien manipular.

Todo lo que escribo aquí lo puedo probar. Si alguna persona que menciono en esta columna se siente ofendida por este escrito tiene dos meses después de su publicación para presentar una querella de calumnia e injuria en mi contra. En el proceso aportaría las pruebas que ya he recabado y obligaría al Ministerio Público a que solicité a las instituciones respectivas más documentación sobre los actos de corrupción cometidos por Gerald Cumberbatch.

Es más, reto a Gerald Cumberbatch a que vayamos ambos a un programa de televisión en vivo a debatir este tema. Estoy casi seguro que no aceptará porque teme quedar avergonzado por la verdad de los hechos que aquí denuncio y otros que el espacio de esta columna me impide agregar.

Cuando salí de la campaña, hice pública algunas denuncias. Feliciano Ballestero, abogado de Hosanna y actual funcionario de la Alcaldía de San Miguelito, me pidió que asistiera a una reunión con el pastor Edwin Álvarez, mentor de Cumberbatch. En esa reunión, Álvarez propuso que Gerald me pagara para que yo desistiera de denunciarlo. A partir de ese momento, fui entendiendo que el problema de la inversión de valores y la aprobación de los actos de corrupción no era exclusivo de Gerald Cumberbatch, sino algo sistémico en el liderazgo de Hosanna.

El adoctrinamiento pro-corrupción funciona tan bien en Hosanna que cuando yo denuncié en mi cuenta de Twitter que Gerald Cumberbatch recibió fondos del PAN, Nuvia Cañizalez, gerente de Hosanna Visión, me tuiteó un versículo bíblico (Romanos 14:10) en que se reprende a aquel que juzga a su hermano. Esto que hizo Nuvia Cañizalez es la expresión típica de la ideología de Hosanna, en donde el linchamiento es para el que denuncia la corrupción y el aplauso para el corrupto.

Cuando Edwin Álvarez me propuso un “arreglo económico” para que yo desistiera de denunciar a Gerald Cumberbatch, comencé a recordar los escándalos que han salpicado al máximo líder de Hosanna y caí en cuenta que siempre se las ha arreglado para evitar rendir cuentas públicamente por esos casos. Por ejemplo, Edwin Álvarez nunca ha explicado por qué las cámaras de Canal 11 (ahora Sertv) quedaron en Hosanna Visión durante la administración de Mireya Moscoso. Ariel Rosas, entonces director de Canal 11, sigue prófugo de la justicia.

Edwin Álvarez tampoco ha explicado al país cómo fue que en la iglesia Hosanna, ubicada en La Cresta, se encontraron huesos humanos hallados en la mansión del Casco Antiguo de Lillian Meredith, entonces miembro destacada de Hosanna por ser esposa del presidente de Panamá Port, John Meredit. Se trataba de restos arqueológicos encontrados durante la remodelación irregular de la mansión Meredith, que para evitar una investigación y sanciones del INAC, fueron escondidos en Hosanna.

Cumberbatch-Alvarez

En la transmisión en vivo de un culto, Edwin Álvarez alababa las contribuciones económicas que hacía Paulette Morales, otra miembro destacada y cercana a la familia Álvarez. Entre las donaciones que Paulette Morales hacía a Edwin Álvarez había doce boletos de avión ida y vuelta a Israel. No en vano, Paulette era una de las privilegiadas en las marchas que Álvarez hacía desde Hosanna al estadio del Artes y Oficios. Mientras la congregación caminaba, Paulette y las hijas de Edwin Álvarez iban sobre caballos.

Esto sin mencionar otros casos que se investigan por estafa y hurto de tierras. Edwin Álvarez ha reconocido que se considera discípulo del pastor coreano David Yonggi Cho Shinto, quien se jactaba de tener la iglesia más grande del mundo, y quien está preso desde 2015 por apropiarse indebidamente de enormes sumas de dinero de los fondos de su iglesia.

En la columna KNOCKOUT, de La Prensa, del 22 de noviembre de 2015, el presidente del Colegio Nacional de Abogados, José Alberto Álvarez, reconoció que utilizó sus influencias para salvar a su primo, el pastor Edwin Álvarez, de las investigaciones que le seguía el Ministerio Público. El título de ese fue: “La comunidad de mi primo es casi un imperio”. Toto Álvarez tiene razón, Hosanna dejó de ser parte del Reino para ser el Imperio de Edwin Álvarez.

Cuando Ricardo Martinelli era presidente, hasta lograron mandar de vacaciones a una fiscal que investigaba a Edwin Álvarez. En sus predicas, Álvarez le llama “bendición” a estas torceduras de la justicia.

Edwin Álvarez me pidió que fuera a una segunda reunión para tratar el tema de Melissa de Cumberbatch. En esta reunión me reconoció que él estaba informado de que una casa que Hosanna tiene en Las Cumbres era usada como depósito de los materiales que el PAN le daba a Cumberbatch para su campaña.

Cuando le dije a Edwin Álvarez que Melissa de Cumberbatch, una de sus pastoras subalternas, había tomado licencia con sueldo para hacerle campaña a su esposo, el líder de Hosanna me respondió que eso era una práctica común, que no le veía nada pecaminoso y que sus abogados podían resolver ese caso con facilidad. Ha tenido razón porque han logrado convencer al fiscal de cuentas, Guido Rodríguez, de que desestime una denuncia por la lesión patrimonial que la pastora Melissa de Cumberbatch pudo causarse al Estado al acogerse a licencia con sueldo para hacer campaña política, además de no reunir las condiciones que establece la ley para obtener ese beneficio.

Una superficial auditoría a la campaña de Gerald Cumberbatch dejaría en evidencia que más del 90% de la misma fue financiada con recursos públicos.

Gerald Cumberbatch cree que hago esto por una disputa personal, está equivocado. Quiero que se haga justicia y reciba una sanción para que ningún otro se anime a usar la fe y todo lo que esta representa para manipular, corromper y enriquecerse de la cosa pública.

5 Respuestas
  1. Estimado periodista.
    “Por falta de espacio, en esta columna no podré mencionar todos los casos de corrupción de la campaña de Gerald Cumberbatch.”

    Este es un medio digital. El espacio no debería ser una preocupación.

  2. Porque si eres tan recto no lo hiciste desde un principio… porque lo haces ahora sera q ya no te estan pasando dinero a ti tampoco …?
    Sr. Periodista ???

  3. En primera instancia si saben leer la biblia la palabra dice, que mas facil entra un camello por el ojo de una aguja que un politico en el reino de los cielos.

  4. Con todo y el debido respeto, si ya tiene tidas las evidencias haga la denuncia formal en el ministerio público. Porque “el papel lo aguanta todo” . Por eso es q en este pais cada quien hace como le venga en ganas, sabes las cosas, criticamos y no pasamos de alli. Estoy casi seguro q sus acusaciones son ciertas, pero contarlas solo aqui… NO RESUELVE NADA.

    1 Timoteo 6-10
    porque raíz de todos los males es el amor al dinero, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe, y fueron traspasados de muchos dolores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *