Juez argentino pide detener a operador de brasileña Odebrecht

Juez argentino pide detener a operador de brasileña Odebrecht
El escándalo obligó a reducir la plantilla de trabajadores, actualmente entre 75.000 y 80.000. Foto/AFP

Meirelles fue un operador financiero de Odebrecht que confesó haber estado a cargo del pago de sobornos de la corporación y fue condenado en Brasil en el marco de la investigación ‘Lava Jato’.

Un juez argentino ordenó este viernes la captura por presunto falso testimonio de un operador brasileño arrepentido en el marco del ‘Lava Jato’, que había acusado de cohecho al actual jefe de Inteligencia del gobierno de Mauricio Macri.

“Resuelvo librar orden de captura nacional e internacional respecto de Leonardo Meirelles”, que vive en Brasil, para poder indagarlo en una causa por falso testimonio, dice el juez federal Claudio Bonadio en su fallo, publicado por el Centro de Información Judicial (CIJ).

Meirelles había declarado el año pasado que en 2013 efectuó transferencias por un total de 600.000 dólares a Gustavo Arribas, jefe de inteligencia de Argentina, quien, en respuesta, le abrió una causa por falso testimonio.

Meirelles fue un operador financiero de Odebrecht que confesó haber estado a cargo del pago de sobornos de la corporación y fue condenado en Brasil en el marco de la investigación ‘Lava Jato’.

Entre tanto Arribas, que en aquel momento se dedicaba a negocios privados y vivía en Brasil, sólo reconoció haber cobrado de Meirelles 70.500 dólares por la venta de un inmueble, aunque luego aclaró que vendió muebles de una vivienda suya en Brasil.

La ‘Operación Lava Jato’ reveló en 2014 la existencia de una red de ‘coimas’ de empresas constructoras a políticos y partidos para ganar licitaciones.

Tras denuncias periodísticas, los fiscales Federico Delgado y Sergio Rodríguez imputaron a Arribas y entre las medidas de prueba tomaron declaración a Meirelles como testigo, vía Skype.

Según el registro de transferencias bancarias hechas por Meirelles para Odebrecht, que él mismo aportó a la justicia de su país, en 2013 habría realizado cinco giros por un total de 600.000 dólares a una cuenta de Arribas en la sucursal Zúrich del Crédit Suisse.

Las transferencias se hicieron desde una cuenta bancaria en Hong Kong controlada por Meirelles a través de una empresa “de fachada”, supuestamente destinada al pago de sobornos, lavado de activos y evasión.

“Niego rotundamente cualquier relación con el Lava Jato”, afirmó entonces Arribas.

En su fallo, el juez Bonadio dijo que “está acreditado” que la cuenta bancaria de Arribas en el Crédit Suisse recibió “una única transferencia de 70.475 dólares”.

“Las restantes (sean “cuatro”, “más de diez” o “catorce”) NO lo están” agregó, destacando con mayúsculas el NO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *