Tribunal revoca devolución de bienes y cuentas a Rafael Guardia

Tribunal revoca devolución de bienes y cuentas a Rafael Guardia
Ante esta decisión, el Juzgado Decimoquinto de Circuito Penal de Panamá, informó que para el próximo 23 de mayo, a las 9 de la mañana está programada la audiencia por el caso conocido como “mochilas”. Foto/Archivo

El Segundo Tribunal Superior de Justicia, bajo la ponencia del magistrado Wilfredo Saénz Fernández, revocó mediante sentencia de Segunda Instancia N° 030, la devolución de bienes y cuentas a Rafael Guardia

El Órgano Judicial informó este miércoles 2 de mayo que con el aval de las magistradas Eda Gutiérrez y María Lourdes Estrada, el Tribunal revocó lo referente a la “petición de desaprehensión y devolución de bienes que habla la defensa”, de la sentencia de homologación de Acuerdo de Pena, dentro del proceso por peculado y blanqueo de capitales contra Guardia Jaén, en perjuicio del Programa de Ayuda Nacional (PAN).

Según el Órgano Judicial (OJ), la decisión se fundamentó en que “el juez de la causa no ha motivado la sentencia en cuanto a la entrega de los bienes muebles o inmuebles, con relación al análisis necesario para establecer si son lícitos o ilícitos, de acuerdo con los medios probatorios, la legislación aplicable, entre otros aspectos, lo cual permitirá determinar cuáles bienes son lícitos”

Cabe señalar que el juez Leslie Loaiza, del Juzgado Decimoquinto Penal, validó el pasado 13 de diciembre, un acuerdo de pena entre la Fiscalía Anticorrupción de Descarga y Guardia, en el caso de compra de granos, mediante el cual se validó la condena de 60 meses de prisión y ordenó devolverle al Estado 30 millones de dólares.

El fiscal Anticorrupción de Descarga, Adecio Mójica Peña, había apelado la liberación de cuentas bancarias y devolución de bienes inmuebles del señor Guardia Jaén, que ordenó el juez Loaiza. Ante esta decisión, el Juzgado Decimoquinto de Circuito Penal de Panamá, informó que para el próximo 23 de mayo, a las 9 de la mañana está programada la audiencia por el caso conocido como “mochilas”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *