Apelan detención domiciliaria de expresidente panameño Martinelli

Apelan detención domiciliaria de expresidente panameño Martinelli
Expresidente Ricardo Martinelli en su residencia, en Altos del Golf. Foto/Riccardo Francolini

El Tribunal Superior de Apelaciones de Panamá decretó receso hasta las 5:00 p.m. de este viernes para deliberar sobre apelaciones presentadas por la Fiscalía, defensa y querellantes respecto a cese de detención provisional, ordenado por Tribunal de Juicio oral en caso “pinchazos”.

La Fiscalía y querellantes apelaron este viernes la decisión de un tribunal de excarcelar al expresidente panameño Ricardo Martinelli, acusado de espiar a opositores durante su gobierno (2009-2014).

El auto judicial que permitió a Martinelli salir de la cárcel y pasar a arresto domiciliario “es incongruente” y hay “un peligro de fuga”, señaló el fiscal Ricaurte González durante una audiencia en el Tribunal Superior de Apelación.

El tribunal que juzga al exmandatario ordenó el miércoles su excarcelación por cumplirse el plazo de un año como límite de la prisión preventiva.

Ahora bajo régimen de prisión domiciliaria, Martinelli tampoco puede contactar a las víctimas ni dar entrevistas.

La fiscalía y los denunciantes consideran que hay riesgo de fuga debido al poder económico y político que aún tiene el exgobernante.

El abogado querellante Carlos Herrera pidió que la excarcelación “se revoque en todas sus partes” porque de lo contrario se “mantienen los riesgos procesales”.

Tanto González como Herrera advirtieron de que el exmandatario no ha entregado todos los pasaportes, como le pidió la justicia, por lo que temen que pueda huir.

“El acusado mantiene en su poder el pasaporte italiano”, denunció el fiscal.

Además de pasaportes panameños, Martinelli también tiene un pasaporte diplomático y uno italiano, debido a su origen.

Sin embargo, su defensor Carlos Carrillo indicó que no existe “ninguna evidencia” sobre alguna “intención de fuga”.

La defensa también apeló la detención domiciliaria y pidió su libertad plena, a cambio de estar custodiado y no poder salir del país.

“Me siento verdaderamente consternado por como he visto que han pasado los hechos. Aquí se han vertido muchas cosas que son falsas”, dijo Martinelli al tribunal.

“Todavía nadie me ha señalado. Nadie ha dicho que he pinchado” comunicaciones ajenas, añadió.

El exmandatario, de 67 años, es juzgado por presuntamente “pinchar”, entre 2012 y 2014, las comunicaciones de unos 150 opositores a su gobierno, por lo que la fiscalía pide en su contra 21 años de reclusión.

Martinelli fue extraditado el 11 de junio de 2018, un año después de que fuera detenido en Miami, donde residía desde 2015 para eludir a la justicia panameña.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *