Arquidiócesis de Panamá se pronuncia en caso del sacerdote Cosca

Arquidiócesis de Panamá se pronuncia en caso del sacerdote Cosca
Padre David Cosca. Foto/ archivo

El comunicado agrega que “no dará declaraciones ante informaciones que no siempre se ajustan a la realidad, no por complicidad ni encubrimiento, como algunas personas han insinuado, sino por respeto al debido proceso” que se le sigue el sacerdote por estar supuestamente implicado en un asesinato.

La Arquidiócesis de Panamá expresó que “reafirma su compromiso en buscar la verdad y en respetar los procesos judiciales, en las investigaciones en el que se menciona al sacerdote David Cosca”, a quien a la tarde de este jueves, en el Sistema Penal Acusatorio de Plaza Ágora se está realizando la audiencia de imputación de cargos, como un nuevo implicado  por el caso de asesinato de Eduardo Calderón, el 7 de julio de 2018.

El comunicado brindado este jueves agrega que “no dará declaraciones ante informaciones que no siempre se ajustan a la realidad, no por complicidad ni encubrimiento, como algunas personas han insinuado, sino por respeto al debido proceso”.

“En ese sentido, la Iglesia ha mantenido un sigilo en lo que respecta al proceso y considera que esto debe ser reciproco hacia las personas que han sido mencionadas en el caso”.

Además, señala que “Reiteramos que el Padre David Cosca ha colaborado en todo las diligencias que se han solicitado, sin ninguna clase de resistencia. Es importante destacar que el sacerdote no tiene ninguna clase de restricciones; porque no se ha encontrado ningún elemento vinculante con el hecho, según las investigaciones realizadas por los entes competentes”.

“La medida aplicada por las autoridades eclesiales de separar al sacerdote de sus responsabilidades ministeriales ha sido por prudencia, por el bienestar de la comunidad y del propio presbítero. Esto no significa de ninguna forma la pérdida de su consagración y dignidad sacerdotal”.

El 7 de julio de 2018 en horas de la madrugada, el cuerpo de Eduardo Calderón, fue encontrado

Con múltiples golpes y en un charco de sangre, fue encontrado la madrugada del 7 de julio de 2018, el cuerpo sin vida de Eduardo Calderón, en el Hotel El Panamá.

Calderón había compartido durante la noche con su excuñado, Hidadi Santos Saavedra, en ese mismo hotel, por lo que se encontraba durmiendo en la habitación #47, alquilada por el padre Cosca según datos del Ministerio Público.

Santos Saavedra, quien actualmente es el único acusado en este caso, es precisamente un exmonagillo de Cosca.

Entre las interrogantes de este caso, está el hecho de que la habitación y la escena del crimen fueron limpiadas de inmediato, por lo que algunos abogados del proceso consideraron que alteraron la evidencia.

Tras la presentación de las pruebas en la fase intermedia, se dictó el auto de apertura a juicio oral  para el próximo 6 de agosto  a las 2:00 pm., en la sala 2 del Sistema Penal Acusatorio (SPA), ubicado en Plaza Ágora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *