,

Conflicto de interés y decisiones sin sustento: las causas de la renuncia del ministro de finanzas de AMLO

Conflicto de interés y decisiones sin sustento: las causas de la renuncia del ministro de finanzas de AMLO
El secretario de hacienda de México, Carlos Urzúa, renunció el martes en medio de serias acusaciones al presidente Andrés Manuel López Obrador. FOTO/ NYT

CIUDAD DE MÉXICO – El secretario de Hacienda de México renunció el martes con una carta mordaz en la que acusó al gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador de plantear estrategias caprichosas y de conflictos de intereses, en una sorpresiva decisión que podría afectar la economía del país.

El secretario Carlos Urzúa formaba parte del círculo íntimo de López Obrador y era visto como una garantía fundamental para los inversionistas de que el presidente de izquierda mantendría la disciplina financiera.

En su carta, que publicó en Twitter, escribió que hubo muchas discrepancias sobre las políticas económicas, algunas de ellas porque “en esta administración se han tomado decisiones de política pública sin el suficiente sustento”.

Urzúa, de 64 años, acusó al gobierno de imponer funcionarios sin conocimientos de finanzas en la secretaría, nombramientos que fueron motivados por “personajes influyentes” del gobierno “con un patente conflicto de interés”.

López Obrador designó al subsecretario de Hacienda, Arturo Herrera, para sustituir a Urzúa.

La sugerencia de que personas cercanas al presidente son corruptas podría resultar especialmente dañina para López Obrador, quien hace un año obtuvo una victoria aplastante con la promesa de acabar con la arraigada corrupción en México.

Durante la campaña presidencial del año pasado, Urzúa, quien tiene un doctorado en economía de la Universidad de Wisconsin, pasó meses reuniéndose con inversionistas que desconfiaban de la retórica populista de López Obrador para persuadirlos de que el nuevo gobierno mantendría un estricto control sobre las finanzas.

Desde que asumió el cargo en diciembre pasado, López Obrador ha estado convencido de que no se incrementará la deuda de México. En cambio, ha dicho que su gobierno podría impulsar ambiciosos programas sociales con los ahorros obtenidos por la lucha contra la corrupción.

Sin embargo, la Secretaría de Hacienda ha hecho fuertes recortes en otros programas importantes como la educación superior y la protección del medio ambiente.

Además, los inversionistas han estado preocupados por los costosos planes de López Obrador para construir una nueva refinería de petróleo y un tren a través de la Península de Yucatán. También canceló el nuevo aeropuerto de la Ciudad de México en un tercio de la construcción, y luego gastó miles de millones de dólares en pagos a los tenedores de bonos.

El mandatario ha detenido la apertura energética de México, enfocada en la inversión privada, para impulsar las inversiones en las empresas públicas de petróleo y electricidad, que enfrentan cuantiosas deudas.

Esas decisiones han hecho que las agencias de calificación bajen sus pronósticos sobre el desempeño económico de México.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *