Trump dice que se reunirá con el enviado comercial chino

Trump dice que se reunirá con el enviado comercial chino
El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, habla durante una firma de orden ejecutiva sobre las regulaciones federales en la Sala Roosevelt de la Casa Blanca el 9 de octubre de 2019, en Washington, DC. Foto: AFP

Cifras oficiales revelan que los aranceles de Estados Unidos a importaciones chinas por un valor de 250.000 millones de dólares aumentarán en cinco días. 

El presidente Donald Trump anunció que se reunirá el viernes con el principal enviado comercial en momentos cuando las mayores economías mundiales reanudaron negociaciones para resolver su pleito comercial

Trump dijo el en Twitter que planea reunirse el viernes con el viceprimer ministro Liu He, quien lidera la delegación china mientras los funcionarios regresan a la mesa de negociaciones en momentos las esperanzas de un gran acuerdo inmediato son casi nulas.

El anuncio de Trump hizo que las acciones estadounidenses subieran, calmando los temores después de que un informe de prensa indicó que la parte china podría retirarse temprano dado el escaso progreso en las conversaciones preliminares.

Los aranceles de Estados Unidos a importaciones chinas por un valor de 250.000 millones de dólares aumentarán en cinco días. Esta semana, no fue posible ocultar el fuerte deterioro de las relaciones entre los dos países.

Trump, que ha lanzado múltiples ofensivas comerciales con China, Europa y otros aliados el año pasado, reiteró el jueves que el resultado dependía de él.

“Gran día de negociaciones con China. Ellos quieren hacer un trato, pero ¿yo quiero?”, escribió en Twitter el mandatario.

“Me reuniré mañana en la Casa Blanca con el viceprimer ministro” Liu He, continuó.

Desde el lunes, Washington impuso restricciones de visa a altos funcionarios chinos y puso en la lista negra a más de dos docenas de empresas chinas, acusándolas de perseguir a musulmanes étnicos en la región occidental china de Xinjiang.

Las medidas han indignado a Pekín y, en el proceso, penalizaron a los principales actores del sector de inteligencia artificial, en el que Estados Unidos y China son rivales intensos.

Pero la actitud de Trump hacia el proceso está sujeta a cambios repentinos, dados los temas urgentes que compiten por su atención.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *