La UE condena un carnaval belga por "antisemita"

La UE condena un carnaval belga por "antisemita"
Una carroza con figuras que caricaturizan a judíos ortodoxos participa en el desfile de carnaval de Alost, el 23 de febrero de 2020 an la localidad belga. Foto/AFP.

El carnaval de Alost (centro), que data de hace varios siglos, es conocido por hacer sátira de figuras públicas.

La Comisión Europea criticó este lunes un carnaval belga por incluir carrozas “antisemitas” y afirmó que esos elementos son “incompatibles” con los valores europeos, pidiendo que el desfile se suspenda.

El carnaval de Alost (centro), que data de hace varios siglos, es conocido por hacer sátira de figuras públicas, pero en los últimos años fue objeto de duras críticas por la representación que hizo de los judíos, considerada insultante. El año pasado, la Unesco lo retiró de su lista de patrimonio de la Humanidad por antisemitismo.

El domingo, el desfile incluía imágenes de judíos con narices ganchudas y disfrazados como insectos.

“De hecho, debería ser algo obvio que unas imágenes como las que hemos visto no deberían verse en las calles europeas, 75 años después de la Shoah”, declaró un portavoz de la Comisión Europea, Adalbert Jahnz, a los periodistas.

Jahnz explicó que el ejecutivo de la UE recibió “muchas quejas” sobre el carnaval de Alost, pero que el asunto era competencia de las autoridades belgas.

“Estamos firmemente en contra de todas las formas de antisemitismo”, señaló Jahnz, que afirmó que las carrozas del carnaval son “incompatibles con los valores y los principios en los que se fundó la Unión Europea”.

El vicepresidente de la Comisión Europea, Margaritis Schinas, indicó que el carnaval de Alost es una “vergüenza”. “Esto tiene que terminar. No hay lugar para esto en Europa”, escribió Schinas en Twitter.

El carnaval atrae a decenas de miles de personas durante los tres días previos al Miércoles de Ceniza, una festividad católica que marca el inicio de la cuaresma.

El alcalde de Alost, Christoph D’Haese, defendió el acto e insistió en que no era antisemita.

El gobernante local afirmó que es importante entender “el contexto global” y comparó el desfile con un “ritual de inversión” en el que, durante tres días, “los pobres se transforman en ricos, los ricos, en pobres, los hombres en mujeres y las mujeres, en hombres”.

“Aquí nos reímos de todo, de la familia real, del Brexit, de los políticos nacionales y locales y de todas las religiones: del islam, del judaísmo y del catolicismo”, apuntó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *