,

Industria de carga terrestre, entre contracción del negocio y ayuda solidaria

Industria de carga terrestre, entre contracción del negocio y ayuda solidaria
Articulados tipo mulas estacionados en ATLAPA a la espera de ser cargados con las bolsas solidarias del Plan Panamá Primero.

El sector enfrenta caída en sus operaciones debido a la recesión económica motivada por la pandemia Covid-19.

La actividad del transporte de carga terrestre, considerada como un eslabón esencial en la cadena de suministro en el país, con el abastecimiento de alimentos, medicamentos y otros enseres, no escapa a las consecuencias de la paralización económica ocasionada por la pandemia Covid-19.

La carga de trabajo de las empresas de transporte ha disminuido de forma considerable, lo que está provocando que muchas compañías vean peligrar su viabilidad futura. Es un sector que ya venía golpeado en su economía por la disputa que libraban con las empresas navieras, por el control de la carga desembarcada en puertos para el consumo local. 

El presidente de la Asociación de Transportistas de Carga de Panamá (ATRACAPA), Julio Solís, explicó a EnSegundos.com.pa que el consumo de todo tipo de productos que este sector maneja como movilización de contenedores, combustible, equipo pesado, entre otros, ha disminuido a números considerables.

Detalla que hay empresas que solo están manejando entre un 10% y 12% de la carga total que movilizaban antes de la pandemia, lo que causa mucha preocupación por su estabilidad a futuro.

Precisa que en este momento es muy difícil calcular las cuantiosas pérdidas económicas que enfrentan, sin embargo, a la fecha, han tratado de mantener la remuneración quincenal de la fuerza laboral. 

Ante la paralización económica y la disminución de la carga, Solís dijo que los diferentes gremios que componen el sector se han sumado a proporcionar ayuda al Gobierno Nacional para la movilización de todo tipo de enseres que se requiera para hacer frente a la pandemia. 

“Hemos prestado nuestros equipos para mantener los alimentos refrigerados en el área de ATLAPA. Nuestros camiones articulados, mulas o chasis, están moviendo contenedores con bolsas de comida del Plan Panamá Solidario a lugares recónditos del país, ya sea en provincias centrales o de occidente, de forma gratuita”, manifiesta Solís. 

No obstante, asegura que, a pesar de estar prestando esta ayuda de manera solidaria, han enfrentado una serie de obstáculos referente a la movilidad. 

“Nosotros estamos haciendo esto por el país.  Los panameños nos necesitan y los respaldaremos con la movilización de los alimentos. Sin embargo, muchos de nuestros conductores han reiterado que no quieren salir a prestar el servicio, pues en algunos casos se les ha intentado multar y retener la licencia”, indicó. 

Detalla que hace falta coordinación entre el gobierno y las autoridades en las vías para que se garantice el libre paso de panameños que están haciendo una labor por el país, y por llevar a cada rincón un puñado de alimentos. 

Asegura que esta misma situación enfrenta el transporte que está movilizando la carga de los puertos para abastecer el mercado. 

El dirigente espera que con la nueva validación de los salvoconductos se termine con esta problemática. 

Otra situación que aqueja al sector, producto de la pandemia, es la referente al tema crediticio.  A pesar que el pago de los préstamos bancarios está suspendido, lo relativo a de los intereses y seguro sigue corriendo. 

“Cuando todo esto termine, las empresas van a enfrentarse a una difícil situación económica. Muchas van a tener que refinanciar para seguir con la operación. Otras, lamentablemente, enfrentan un panorama incierto”, señala. 

Cuenta que al tener paralizada un 80% de la flota, el camino para la reapertura de la operación acarreará muchos costos. 

En Panamá, el sector de transporte de carga depende en su gran mayoría del 15% de la carga marítima que arriba a puertos panameños para su distribución local. El 85% restante es de trasbordo. 

El movimiento o traslado de un contenedor, vía terrestre, desde Colón a la ciudad de Panamá cuesta alrededor de $350 y del puerto de Balboa al centro de la ciudad capital, $250, ya que el transportista tiene que retirar el contenedor en el puerto, llevarlo a la descarga y posteriormente regresar a devolver el contenedor.

Aproximadamente 12 mil plazas de empleo son creadas por el sector de transporte de carga terrestre en Panamá.  

Mula es cargada con los alimentos del Plan Panamá Solidario para ser distribuidas a lugares distantes del país.

Transportistas de carga terrestre en los predios de ATLAPA junto al director de IPACCOP.

Mulas estacionadas en ATLAPA donde se ubica el centro logístico del gobierno para la distribución de ayuda solidaria.

Una Respuesta
  1. Buenas tardes

    Como se puede ingresar las mula para trasladar la mercancía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *