ZLC diseña protocolo para un retorno seguro de sus operaciones

ZLC diseña protocolo para un retorno seguro de sus operaciones
La Zona Libre de Colón retornó a las operaciones bajo estrictas medidas de bioseguridad.

El informe recoge los lineamientos preventivos de obligatorio cumplimiento para la administración de la Zona Libre de Colón y para el reinicio de operaciones de las compañías.

La Zona Libre de Colón (ZLC), elaboró un documento de al menos 27 páginas en el cual recopila los protocolos para el retorno a la normalidad ante y post-Covid-19, tanto de la administración como la de su conglomerado de empresas.

El objetivo es proporcionar las medidas a implementarse para prevenir el contagio del virus SARS CoV-2 y la enfermedad por Covid-19, para el regreso a la normalidad de la operación en la zona franca panameña.

El protocolo establece la creación de un comité especial por Covid-19 en la Zona Libre de Colón, el cual se desempeñará como el agente supervisor, encargado de revisar y actualizar los protocolos y procedimientos relacionados al control de la enfermedad y de monitorizar su cumplimiento, coordinando con su enlace regional en el Ministerio de Salud (Minsa).

De acuerdo con el documento, las medidas incluyen lineamientos para el acceso, estancia y salida del establecimiento, higiene personal y de limpieza, protección personal, seguridad en viajes y desplazamientos, medidas en caso de contagio, medidas organizativas, grupos que requieren condiciones especiales, participación, información y formación.

El documento señala que se realizará un programa de capacitaciones sobre los lineamientos y medidas preventivas ante y post Covid-19, que deberá incluir el conocimiento de la enfermedad, qué hacer ante la sospecha, las medidas preventivas, utilización de termómetros u otros medios de tamizaje, ingreso del personal u otros.

A su vez, precisa las responsabilidades que debe tener todo trabajador del recinto, la administración de la Zona Libre, su grupo de empresas y las medidas que deben acatar los clientes.

Uno de los puntos que recopila el documento son las medidas de bioseguridad y distanciamiento que deben ser aplicados con rigurosidad en lo que respecta al transporte y movilización de personas.

Detalla que buses tipo diablo rojo con capacidad de 55 puestos solo se permitirá un máximo de 33 personas por carrera, los de 60 pasajeros (36) y los de 45 pasajeros (25).

Los buses de 45 puestos tipo nevera (27 pasajeros), buses 30 puestos tipo Coaster (19), buses tipo Hiace de 15 puestos (9), transporte selectivo (mismo origen y destino), un máximo de 2 personas.

Vehículo particular de 5 asientos (4 personas), vehículo particular de 3 asientos (2), y vehículos de servicios esenciales (ambulancia, recolectores de desechos, vehículos de rescate), se permitirá los ocupantes necesarios para funcionar.

Puntualiza que los vehículos deben ser desinfectados luego de cada carrera por la que deberán contar con un kit de limpieza vehicular que contenga desinfectante recomendado por los lineamientos del Minsa o alcohol desnaturalizado al 70% y llevar registro de la limpieza de este.

“El conductor de un autobús que identifique a un pasajero con señales de síntomas de probable Covid-19, debe negar el acceso al bus y comunicar a la Jefa de la Oficina Institucional de Recursos Humanos para los trabajadores de Zona Libre de Colón o a los gerentes de Recursos Humanos o encargados de seguridad y salud en el trabajo de cada empresa para que le brinde las indicaciones de qué hacer”, sostiene el documento.

Otro de los ejes fundamentales que establece el informe es el protocolo para el control de ingreso, acceso a la administración y atención de visitantes.

Describe que para todo trabajador, colaborador, proveedor, transportista, cliente o visitante es obligatorio someterse diariamente a la toma de temperatura, en los puntos de entradas, al inicio de la jornada o cualquier momento de manera aleatoria, en las 16 puertas de ingreso peatonal o vehicular a la Zona Libre de Colón.

Este tamizaje de temperatura se debe realizar nuevamente en los ingresos a las instalaciones por cada empresa usuaria. Si la temperatura está por arriba de 38°C, no le será permitido el ingreso al establecimiento, se anotará en bitácora, será comunicado al número 169 del Minsa y será remitido a la instalación de salud que corresponda según su lugar de residencia, puntualiza.

El documento lleva la firma de Amanda Díaz Andrión, Seguridad y Salud Ocupacional, Aline Torres Clemente, Secretaría General de la ZLC y Geovani Ferrari, Gerente General de la zona franca panameña.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *