Tras auditoría, Aupsa inhabilita registros sanitarios de arroz importado

Tras auditoría, Aupsa inhabilita registros sanitarios de arroz importado
Imagen ilustrativa de arroz.

A través de un comunicado, la entidad enumera una serie de faltas encontradas para la comercialización del producto.

La Autoridad Panameña de Seguridad de Alimentos  (Aupsa), comunicó este lunes 21 de septiembre de 2020, que inhabilitó 37 registros sanitarios temporalmente para la importación de arroz blanco y arroz parbolizado empacado hacia Panamá de 7 países de la región y hasta que su revisión técnica y actualización de sus requisitos culminen.

Esto luego de la realización de una auditoría interna en los registros sanitarios de empaques de arroz procedentes de diversas nacionalidades. De acuerdo con la Aupsa, se detectó falta de actualización de documentos CVL (instrumento mediante el cual la autoridad sanitaria de un Estado, certifica que un producto alimenticio cumple con las disposiciones legales vigentes y que se usa o consume  sin restricción en su lugar de origen o de procedencia).

A través de un comunicado precisa que se constató la carencia de documentación que compruebe la técnica, metodología  y porcentaje de fortificación del arroz empacado, según se indica en  la ley 33 del 2019 en torno a tal condición.

“Otro aspecto es la duda técnica de veracidad del producto la cual se está en espera tras un análisis técnico específico de laboratorio que se lleva a cabo”, puntualiza.

Precisa que en las actualizaciones que exige la Aupsa, como parte de los requisitos de importación, debe incluirse el análisis de riesgo del país, detalle que no se cuenta hasta el momento cuando se registraron en la institución tanto para el arroz empacado como para el a granel.

“Al referirnos al arroz fortificado, tenemos que saber que el mismo, conlleva adicionar al arroz blanco, Ácido fólico, Vitaminas B1, B6 y B12, Niacina, hierro y Zinc bajo la bien sea usando tecnología de recubrimiento o de extrusión, para contribuir en forma considerable la carencia de micronutrientes en el cuerpo humano. En muchos casos se cita como ejemplos la condición de mujeres embarazadas, niños de dos años y poblaciones de bajo poder adquisitivo”, concluye un comunicado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *