La Corte niega recurso a Pandeportes en litigio por Ciudad Deportiva

La Corte niega recurso a Pandeportes en litigio por Ciudad Deportiva
El contrato fue adjudicado en 2012 por 64.6 millones de dólares. FOTO/ Pandeportes.

 El fallo del máximo tribunal de justicia, obliga a la institución a cumplir con la decisión de un arbitraje de 2016, por el contrato de la Ciudad Deportiva de Colón.

Una decisión tomada por Pandeportes en 2015, está costando millones de dólares, cinco años después. Se trata de la  anulación del contrato, para la construcción de la Ciudad Deportiva de Colón, un proyecto perdido entre escándalos y litigios legales, que ahora terminarán costando al menos unos $4 millones de dólares más al Estado, con la triste realidad de que no hay una sola pared levantada.

La  la Sala de Negocios Generales, de la Corte Suprema de Justicia dictaminó el pasado 7 de septiembre de 2020, que el laudo arbitral que condenó al Instituto Panameño de Deportes, (Pandeportes), a pagar $10,7 millones al consorcio encargado de la Ciudad Deportiva 2012,  es válido y vigente. Esto al negar un recurso de nulidad presentado por la institución en 2016.

El litigio surgió luego que en mayo de 2015, Pandeportes  ordenara la nulidad del contrato por 64.6 millones de dólares, que el consorcio  formado por Condotte Panamá y Asociados, S.A., Advance Surfaces México, S.A., y LJV Sport, S.A.,  se había adjudicado tres años antes para  edificar la Ciudad Deportiva de Colón, un emporio de instalaciones  en Fuerte Espinar ( Fort Davis), en las áreas revertidas del lado atlántico del Canal de Panamá.

Desde el principio hubo tropiezos al rededor del proyecto. De hecho, el  consorcio Ciudad Deportiva 2012 fue el único proponente,   en el acto público donde el contrato le fue adjudicado. Un año después  se aprobó el estudio de impacto ambiental, que poco tiempo más tarde fue demandado en la Corte Suprema de Justicia, por residentes vecinos del área.

La justicia dio el favor a los residentes, que reclamaban la ilegalidad del Estudio de Impacto Ambiental, pues se había autorizado el cambio de categoria III, a categoria II, reduciendo las medidas de mitigación y adecuaciones, sin que hubiese alguna explicación para ello.  De acuerdo a ese fallo, el cambio provocó el “desmejoramiento injustificado de los niveles de protección, mitigación y prevención de los impactos ambientales”,

Unos meses antes Pandeportes había anulado el contrato, lo que provocó el arbitraje en el Centro de Conciliación y Arbitraje  de Panamá, (CeCAP), que en agosto de 2016 falló a favor de la empresa, en cuanto al pago de unos 10 millones,  714 mil  673 dólares, por  trabajos realizados.

La respuesta de Pandeportes , durante la administración de Juan Carlos Varela, fue  recurrir a la Corte Suprema pidiendo la nulidad parcial del laudo arbitral.  Específicamente los punto en los que se les ordenaba hacer estos pagos.

En 2018 un fallo del Tribunal de Cuentas declinó la competencia para  conocer de ese caso dado a que el asunto se encontraba en manos de un arbitraje.

Ahora la Sala de  Negocios Generales  integrada por Luis Ramón Fábrega, Ángela Russo y María Eugenia López Arias, negó la solicitud, con el salvamento de voto  de la magistrada López Arias.

Según  los argumentos del consorcio plasmados en el falló de la Corte, el laudo arbitral tiene decisiones que favorecen a ambas partes, por lo que el saldo a favor de la empresa en resumen es: 4.2 millones de dólares.

En la Fiscalía Anticorrupción existe un caso abierto  desde 2017, que investiga pagos  por cerca de 21 millones de dólares al consorcio, sin que constara avances en la obra.  Según el Ministerio Público ese dinero terminó  utilizado en fines distintos al contrato de la Ciudad Deportiva de Colón.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *