Canal de Panamá anticipa caída del 10% en los tránsitos para 2021

Canal de Panamá anticipa caída del 10% en los tránsitos para 2021
Panamá es puente del comercio marítimo mundial.

La pandemia de la covid-19 reconfiguró el comercio y los viajes a nivel mundial.

La Organización Mundial del Comercio (OMC), prevé que el comercio mundial caerá un 9.2% en 2020, con un 7.2% de recuperación en 2021, deduciendo que se mantendrá por debajo de las tendencias previo a la pandemia.

Basándose en esta previsión, el administrador de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP), Ricaurte Vásquez, anticipó una reducción del 10% en los niveles de tránsito en la vía interoceánica panameña, para el año 2021.

Es decir, según explicó el funcionario, “33 buques por día, un poco más de los 30 tránsitos que experimentamos este año, pero menos que los 36 tránsitos registrados en el 2019. También se espera que el tonelaje estimado para el 2021 disminuya al 9%, o 46 millones de toneladas CP-SUAB, en comparación con el año fiscal anterior”, acotó.

Explicó que “las expectativas y los planes de recuperación del Canal se mantendrán flexibles dados los signos de recuperación en la industria marítima. Específicamente, el Canal está monitoreando el segmento de contenedores y la tendencia global de consolidación de carga, lo que significa que el volumen de carga por buque está aumentando, resultando en menos tránsitos, pero buques con más carga. Por esto, asegurar un nivel operativo de agua en la vía interoceánica será aún más importante en los próximos años”.

De acuerdo con Vásquez, los cambios en los centros de manufactura a otras partes de Asia, como hemos visto ya de China a Vietnam y Malasia, serán un factor clave de la dinámica del mercado en los próximos años.

Sin embargo, manifestó que los buques portacontenedores de China seguirán desempeñando un rol central en el comercio mundial, manteniendo sus volúmenes comerciales actuales, a pesar de la mayor participación de mercado de los países del sudeste asiático.

“Esto se debe a que la carga del sudeste asiático continuará consolidándose en Shanghái o en otros puertos importantes de China hasta que se realicen inversiones para aumentar la capacidad portuaria de la región, lo que requerirá al menos dos años”, puntualizó.

Según el regente de la vía interoceánica panameña, la demanda de petróleo y derivados a través del Canal ha mejorado dadas las condiciones del mercado y la reapertura de las economías.

Por otro lado, destacó que no se espera la normalización total del segmento de GNL. “Los precios en Asia siguen siendo bajos, ya que el precio de los contratos de compra de GNL con Medio Oriente está ligado a los del petróleo, que siguen siendo bajos”.

Describió que si los precios del GNL en Asia se recuperan, Estados Unidos mejoraría la competitividad de sus importaciones y podríamos ver una recuperación en los tránsitos del Canal. De manera similar, no se espera que el segmento de portavehículos regrese por completo a los niveles del año fiscal 2019 debido a una recuperación limitada del mercado automotriz.

2020 y los efectos de la pandemia

El administrador del Canal de Panamá detalló que se comenzó el año fiscal 2020 con seis meses de tráfico estable. Entre octubre 2019 y marzo 2020, la vía interoceánica reportó un incremento de 4% en tránsitos y de 7 % en tonelaje, comparado a lo que se había proyectado.

Sin embargo, dijo que en los últimos meses de este primer semestre, la pandemia de la covid-19 comenzó a reconfigurar el comercio y los viajes a nivel mundial.

“Teniendo en cuenta la importancia de mantener la vía interoceánica segura y operativa para las cadenas de suministro globales, el Canal de Panamá implementó progresivamente una serie de medidas de seguridad a partir de enero. Un mes más tarde, también entraron en vigor medidas para mejorar los niveles de agua en el Canal”, añadió.

Resaltó que el sólido desempeño del Canal en su primer semestre fue fundamental para sentar una base durante toda la vigencia fiscal 2020, ya que el año cambió de rumbo abruptamente.

“La desaceleración económica originada por el nuevo coronavirus finalmente causó que los tránsitos disminuyeran hasta en un 20 % entre mayo y julio. Durante este tiempo, segmentos como portavehículos y gas natural licuado (GNL) vieron caer la demanda, registrando hacia finales del año fiscal 2020 un tonelaje por debajo de nuestras proyecciones en un 21 % y 15 % de CP-SUAB, respectivamente”, acotó.

Respecto al segmento de pasajeros, dijo que finalizó el año con un 10 % de CP-SUAB más bajo que lo esperado, debido a que las líneas de cruceros suspendieron sus operaciones a principios de la primavera.

“Estos resultados fueron parcialmente mitigados por algunos segmentos que continuaron generando tráfico constante. Por ejemplo, el segmento de carga a granel registró un 21 % más de lo esperado en términos de tonelaje CP-SUAB, debido a la mayor necesidad de granos y materia prima”, dijo.

Acotó que el gas licuado de petróleo (GLP) registró un 27 % más de tonelaje CP-SUAB de lo proyectado, debido al incremento en la demanda de gas de cocina. El GLP siguió teniendo demanda como materia prima en la industria química como sustituto de la nafta, dado su precio favorable.

No obstante, de acuerdo con Vásquez, “si bien el camino por delante todavía presenta varios desafíos, el Canal de Panamá continuará siendo un motor de crecimiento para Panamá, sentando las bases para la recuperación económica tras la COVID, mientras continúa invirtiendo en el bienestar de su fuerza laboral y la preservación del medioambiente”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *