Leasing inmobiliario: Un arrendamiento con opción a compra

Leasing inmobiliario: Un arrendamiento con opción a compra
Hay 25 mil unidades en desarrollo de las cuales el 40% están disponibles para entrega. Foto/Archivo.

La rotación inmobiliaria tomaría entre 8 y 9 años para ponerse al día. Esta estrategia busca reducir la oferta que hay en el mercado.

El ministro de Vivienda y Ordenamiento Territorial, Rogelio Paredes, explicó en Telemetro Reporta, la reciente normativa presentada que busca convertir una estrategia de alquileres en una situación de arrendamiento con opción a compra.

De acuerdo con el funcionario, el “leasing inmobiliario”, tiene el propósito fundamental de reactivar el mercado de viviendas, pues afirmó que en estos momentos se tiene un inventario altísimo de proyectos habitacionales que no han podido salir.

“El leasing inmobiliario no es más que un arrendamiento con opción a compra. Este inventario, de alguna manera tenemos que comenzar a reactivarlo”, sostuvo el funcionario.

Según Paredes, en términos monetarios son cerca de 7 mil millones de dólares entre proyectos terminados y otros por finalizar.

Señaló que este proyecto crea la figura de un arrendador financiero y un arrendatario financiero. “En este caso, este proyecto es una buena opción para los millennials y para parejas recién casadas.

Inclusive, dijo que para las personas que se dedican a trabajar en transportes selectivos, es una buena opción. “Es un buen programa para personas que están produciendo dinero pero que no tienen una condición de estabilidad que le permita a un banco fijarlo como una persona sujeta a crédito”, enfatizó.

“Hasta 200 mil dólares, cualquiera podría aplicar al programa de leasing inmobiliario que va más allá de las viviendas, pues ahora se les agregó oficinas y galeras”, sostuvo.

El ministro puntualizó que la rotación inmobiliaria con el inventario que se tiene en estos momentos puede estar alrededor de 8 a 9 años. “Iniciativas como estas son necesarias”, reiteró.

Ponderó iniciativa del Gobierno

Para el presidente de la Asociación Panameña de Corredores y Promotores de Bienes Raíces, Frank Morris, “hay 25 mil unidades en desarrollo de las cuales el 40%, principalmente localizadas en el área metropolitana y Panamá Oeste, están disponibles para entrega”.

En ese contexto, destacó que incentivar la demanda es un aspecto fundamental, es por ello que, ponderó las iniciativas que lleva a cabo el Gobierno Nacional, en esa línea, primero con la Ley EMMA y ahora con la de arrendamiento financiero.

“Consideramos que estrategias como estas van a ser elementos adicionales para lograr incentivar la demanda y que en efecto el día de mañana, un propietario o alguien que se decida comprar una vivienda, se le dé una facilidad adicional para que puedan adquirirla”, añadió.

Puntualizó que la pandemia incrementó el exceso de demanda inmobiliario, pero reiteró que este es una situación  que se viene suscitando desde hace varios años.

“Tenemos un exceso en la oferta con una disminución en la demanda y esto ha generado presión en los desarrollos”, agregó.

Una Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *