Robusta infraestructura logística minimiza impacto del Covid para el sector

Robusta infraestructura logística minimiza impacto del Covid para el sector
Panamá cuenta con una gama de activos logísticos tanto en el pacífico como en el atlántico y a lo largo de todo el país.

En un 2020 marcado por la pandemia del Covid-19, se hace imperante la necesidad de seguir trabajando en el fortalecimiento de nuestra amplía red de conexiones logísticas.

Panamá posee un conjunto de infraestructuras logísticas bien entrelazadas como puertos, aeropuertos, zonas económicas especiales y carreteras, que convierten al país en un importante hub para el comercio regional e internacional.

Estas conexiones bien estructuradas han sido fundamental para que la industria logística panameña se mantenga firme en medio del escenario actual de la pandemia del Covid-19. No obstante, el golpe ha sido duro por lo que se hace imperante la necesidad de generar inversiones que redunden en la generación de empleos.

“El gobierno panameño mantiene un enfoque continuo en los principales proyectos de infraestructura y las políticas públicas destinadas a facilitar el comercio y las inversiones internacionales”, apuntó el director nacional de Promoción de las Inversiones del Ministerio de Comercio e Industrias (MICI), en la Conferencia Global en Línea de Zonas Francas 2020, celebrada a finales del año 2020.

Panamá, un país de economía emergente también encara los desafíos del comercio mundial cada vez más cambiante por el acelerado avance de la tecnología. Está situación también repercutió en el sistema portuario, logístico, terrestre y los demás sectores productivos del país, que han tenido que reinventarse.

“En estos momento de recuperación económica, el Canal y la red de puertos, aeropuertos, ferrocarril y transporte terrestre, actúan como un motor de desarrollo para Panamá. Las cadenas de suministro y las cadenas de distribución cada vez son más regionales y eso coloca a Panamá en el punto clave para ofrecer el sector logístico para la exportación”, apuntó la directora ejecutiva de Pro Panamá, Carmen Gisela Vergara.

La tecnología llegó para quedarse y ante la competencia mundial, ésta será una herramienta fundamental para que se avance positivamente en los procesos de facilitación del comercio y para volvernos más competitivos, destacó el Consejo Empresarial Logístico.

Panamá dio un salto de nivel con la implementación de una ventanilla única nacional, la cual aglutina en una sola plataforma toda la información relativa a actores claves de su infraestructura logística, entidades estatales y comercio exterior.

Las zonas francas y zonas económicas especiales, dedicadas a la distribución de mercancías y a la promoción de actividades de alta tecnología, han jugado un rol clave en medio de la pandemia. La elevada conectividad terrestre para la movilización ha jugado a su favor para el desarrollo de sus actividades.

 “La ventaja de estar ubicados cerca de los puertos y del aeropuerto, les da a las empresas la flexibilidad de poner los productos finales muy cerca de los mercados y tener un comercio fluido tanto a nivel nacional como internacional”, afirmó recientemente la presidenta de la Asociación de Zonas Francas de Panamá, Aída Michelle Maduro.

El sector logístico constituye una de las principales actividades de la economía panameña y en 2020 representó el 13% del Producto Interno Bruto (PIB).

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *