Papa insta a sacerdotes mexicanos a encarar desigualdades, violencia y corrupción

Papa insta a sacerdotes mexicanos a encarar desigualdades, violencia y corrupción
El Papa Francisco balancea un incensario de incienso alrededor del altar mientras celebra la misa del Domingo de Ramos el 28 de marzo de 2021 en el Vaticano, en medio de la pandemia del coronavirus Covid-19. Foto: AFP

El papa recordó las dificultades que atraviesa México y el resto de los países latinoamericanos, a causa de la pandemia.

El papa Francisco instó este lunes a los sacerdotes y seminaristas mexicanos que estudian en Roma a encarar cuando regresen a su país los mayores problemas de México: “violencia”, “desigualdad” y “corrupción”.

En un discurso pronunciado en la sala Clementina del Vaticano, ante unos 85 sacerdotes del Pontificio Colegio Mexicano de Roma, el papa recordó las dificultades que atraviesa México y el resto de los países latinoamericanos, a causa de la pandemia, lo que ha agravado los grandes males sociales y económicos de la región.

“Ante todo, necesitamos tener la mirada de ternura con que nuestro Padre Dios ve las problemáticas que afligen a la sociedad: violencia, desigualdades sociales y económicas, polarización, corrupción y falta de esperanza, especialmente entre los más jóvenes”, subrayó.

El pontífice argentino les pidió que miren la realidad con “ternura” y que trabajen ante todo por la “reconciliación”, en particular con los marginados, como las poblaciones indígenas.

“Las dificultades sociales por las que atravesamos, las enormes diferencias y la corrupción nos exigen una mirada que nos haga capaces de tejer los distintos hilos que se han debilitado o han sido cortados en la multicolor tilma de culturas que conforma el tejido social y religioso de la nación, prestando atención, sobre todo, a aquellos descartados a causa de sus raíces indígenas o de su particular religiosidad popular”, recalcó.

Francisco, que realizó en 2016 un importante viaje a México, recordó que la Iglesia mexicana debe trabajar para “recomponer relaciones respetuosas y constructivas” y se refirió también a las “negligencias y faltas” que hay que corregir.

“Estamos llamados a no subestimar las tentaciones mundanas que pueden llevarnos a un insuficiente conocimiento personal, a actitudes autorreferenciales, al consumismo y a las múltiples formas de evasión de nuestras responsabilidades”, advirtió.

El tradicional encuentro anual, terminó también con música.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *