Batalla por el liderazgo en Cambio Democrático se recrudece

Batalla por el liderazgo en Cambio Democrático se recrudece
Diputada Yanibel Ábrego y el presidente de CD, Rómulo Roux. Foto/Redes.

La denominada bancada mayoritaria acusa a la Junta Directiva de darle la espalda a la membresía.

La Junta Directiva del partido Cambio Democrático (CD), rechazó la solicitud presentada por la diputada Yanibel Ábrego en representación de un grupo de convencionales para que se realizará una convención extraordinaria, con miras a renovar la directiva del colectivo que preside el excandidato presidencial Rómulo Roux.

“Pretender llamar a una Convención Nacional Extraordinaria con el objetivo de remover a los miembros actuales de la Junta Directiva Nacional, o interrumpir su plazo, antes de vencido el término para el que fueron electos es violatorio del Estatuto del Partido Cambio Democrático y del Código Electoral. Por lo tanto la solicitud fue negada por improcedente, ilegal y no tener fundamento jurídico alguno”, apuntó la actual directiva de CD.

Según explicó, en miras a proteger la institucionalidad del partido, garantizar los derechos de todos sus miembros y hacer las cosas bien, dicha solicitud ha sido rechazada por improcedente.

“Para llegar a dicha conclusión se realizó un profundo análisis jurídico y legal, para determinar si procedía o no la solicitud de una Convención Nacional Extraordinaria para los objetivos para los cuales se pretendía convocar. De igual forma, se verificó si las firmas que se presentaron eran válidas, si podían validarse, si los firmantes conocían lo que supuestamente solicitaron, y así concluir si las firmas verificables alcanzan el tercio de los miembros principales de la Convención Nacional”, apuntó.

Explicó que el análisis jurídico sobre la viabilidad de una Convención Nacional Extraordinaria para escoger una nueva Junta Directiva Nacional, de hecho reduciendo o interrumpiendo el plazo de cinco años para el que la actual Junta Directiva fue electa, concluyó que la Convención Nacional no está facultada para remover a, o acortar o interrumpir el plazo de, los miembros de la Junta Directiva Nacional actual que fue electa el 21 de enero de 2018 para un término de cinco años, a partir de la fecha en que tomó posesión.

Según Cambio Democrático (CD), a pesar de que el número de firmas presentadas no cambia ni afecta la conclusión legal en cuanto a la improcedencia de la solicitud realizada, es preciso comunicar que de las supuestas 1,362 firmas presentadas, luego de la depuración realizada, se determinó que 397 fueron invalidadas o no posibles de verificar por falta de cédulas y otras razones, y además se recibieron 530 renuncias a firmas de convencionales que supuestamente habían firmado pero que certifican por escrito que no fueron correctamente informados del supuesto objetivo de la solicitud. En conclusión, solo se pudieron validar 435 de las firmas presentadas por los peticionarios, lo que representa tan solo un 22% de los convencionales, muy por debajo del 33% requerido.

“Nuestro partido sigue comprometido con hacer lo correcto, respetando la ley y nuestros estatutos, siempre en defensa de los derechos de sus 300,000 miembros que son los verdaderos dueños de nuestro partido. Cambio Democrático no esta en venta”, concluyó.

Bancada mayoritaria responde

La respuesta de la denominada bancada mayoritaria que encabeza Yanibel Ábrego no se hizo esperar y en un comunicado aseguró que  se ven obligados a manifestar “la vergüenza que genera el presidente del partido que, una vez más se burla de los convencionales”.

Según esta facción de CD, las argumentaciones jurídicas evidencian la ignorancia y desconocimiento de la supremacía y soberanía de la Convención Nacional, la interpretación es a conveniencia de la actual dirigencia que es la misma que ha dado la espalda a los convencionales y responsable de la derrota de las elecciones de 2019, y que ha permitido el mal manejo del subsidio electoral, dando motivo a la presentación de acciones legales ante el Tribunal Electoral y Fiscalía Electoral, la cual admitió la denuncia presentada.

“Es claro que ante el temor de una Convención Extraordinaria la actual y deslegitimada cúpula partidaria inventaría sin prueba alguna, una excusa para no someterse al voto popular del poder soberano del partido que son nuestros convencionales”, dijo en un comunicado.

Aseveró que esta dirigencia sigue mintiendo y engañando a la membresía del partido y al país. “Lo hicieron con el subsidio electoral, a través de un contrato a 20 años para alquilar una segunda sede partidaria en Chitré por el valor de B/.696.000, con viáticos en plena pandemia cuando no se podía viajar ni hospedarse o contratando a sus asesores para dar capacitaciones”, manifestó.

Indicaron que presentaron 1360 firmas, que fueron notariadas y revisadas. Lo hicimos de forma seria y responsable para presentarlas personalmente en la sede principal del partido. Siempre hemos dado la cara y llevado las pruebas de manera personal. Incluso el pasado martes 10 de agosto llevamos más firmas que no fueron aceptadas.

“Recuperar el partido para ganar las próximas elecciones y darles a los panameños una mejor vida como lo hicimos cuando fuimos gobierno es lo que nos mueve junto al 70% a insistir en la Convención Extraordinaria. Exhortamos nuevamente a Rómulo Roux, ya que afirma que él tiene la mayoría y nosotros una minoría, acepte el reto y midamos fuerzas en la Convención Extraordinaria. Sería un acto de valentía que tanto le hace falta”, agregó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *