EE.UU. y México reanudan Diálogo Económico de Alto Nivel en pausa desde 2016

EE.UU. y México reanudan Diálogo Económico de Alto Nivel en pausa desde 2016
El secretario de Estado de los Estados Unidos, Antony Blinken, llega para el Diálogo Económico de Alto Nivel (HLED) entre Estados Unidos y México con la delegación de México, incluido el canciller Marcelo Ebrard, en el edificio de oficinas de Eisenhower el 9 de septiembre de 2021 en Washington, DC . HLED se estableció en 2013 y el diálogo de hoy es la primera vez que se llevan a cabo conversaciones formales desde 2016. Anna Moneymaker / Getty Images / AFP (Foto de Anna Moneymaker / GETTY IMAGES NORTH AMERICA / Getty Images a través de AFP)

Estados Unidos y México mantienen este jueves el primer Diálogo Económico de Alto Nivel (DEAN) desde 2016, una reunión a nivel de gabinete con el objetivo de fomentar el desarrollo y el crecimiento económico mutuos, anunciaron los gobiernos de ambos países.

La cita, que se realiza de manera presencial en Washington, fue convenida en marzo entre el presidente Joe Biden y su homólogo mexicano, Andrés Manuel López Obrador, para relanzar un encuentro anual iniciado en 2013 pero interrumpido durante la administración de Donald Trump.

“Lo que van a hacer los participantes es acordar las prioridades que definirán el futuro de la cooperación económica México-Estados Unidos”, dijo a periodistas un alto funcionario del gobierno de Biden, que calificó al vecino del sur como “el socio económico más importante” de Washington.

La reunión tiene lugar tras la visita a México en junio de la vicepresidenta estadounidense, Kamala Harris, enfocada sobre todo en la migración ilegal proveniente fundamentalmente de Honduras, El Salvador y Guatemala, uno de los principales temas de la agenda bilateral.

“Lo que creo que escuchará de ella es un compromiso compartido para renovar la sólida asociación entre Estados Unidos y México y que nuestras economías y nuestros pueblos están entrelazados”, señaló el alto funcionario, que habló bajo condición de anonimato.

También brindará la oportunidad de “construir” sobre el Tratado México-Estados Unidos Canadá (T-MEC), el acuerdo de libre comercio en vigor desde julio de 2020 en reemplazo del TLCAN, e “institucionalizar una relación económica que ha estado inactiva por cuatro años”, agregó.

Y remarcó que la administración Biden-Harris aborda la relación con México “de manera constructiva y colaborativa”, en lugar de “amenazar o usar acciones punitivas”. En 2019, Trump amenazó con aplicar aranceles a las exportaciones mexicanas si el gobierno de López Obrador no disminuía el flujo de migrantes hacia la frontera con Estados Unidos.

Durante la teleconferencia, otro alto funcionario estadounidense recalcó que el DEAN “no es un mecanismo de resolución de disputas” que puedan surgir en el marco del T-MEC, aunque “con suerte, ayuda a evitar que cualquier problema se vuelva aún mayor”.

Este responsable dijo que no está en la agenda tratar el tema de las reglas de origen aplicables a los vehículos para que puedan tener un trato arancelario preferencial bajo el T-MEC, que según México no se han interpretado de la forma acordada.

– “De buena fe” –

Ambos gobiernos informaron que el DEAN de este año se centrará en cuatro pilares: reconstruir juntos; promover del desarrollo económico y social sostenible en el sur de México y Centroamérica; asegurar las herramientas para la prosperidad futura; e invertir en nuestra gente.

Los altos funcionarios de la administración Biden dijeron que el tema migratorio estará sobre la mesa, pero no ahondaron sobre la reciente decisión de la Corte Suprema estadounidense de ordenar la reactivación del programa “Quédate en México”, que obliga a los solicitantes de asilo a esperar en territorio mexicano su cita ante tribunales.

“Hemos estado hablando con los mexicanos de buena fe para tratar de encontrar una manera de avanzar en eso de acuerdo con la decisión de la corte”, se limitó a decir.

El DEAN, lanzado por los expresidentes Barack Obama y Enrique Peña Nieto, “complementa y refuerza toda la gama de cuestiones de importancia para la relación bilateral, incluida la recuperación de la pandemia de covid-19, la construcción de resiliencia climática, el abordaje de las causas fundamentales de la migración y la cooperación en materia de seguridad”, dijo la Casa Blanca en un comunicado.

“México y Estados Unidos somos amigos, socios y aliados, y este diálogo fortalecerá aún más la integración productiva que ya existe entre nuestras naciones”, señaló por su parte la cancillería mexicana.

La delegación estadounidense, encabezada por Harris, incluye a los secretarios de Estado, Antony Blinken; Comercio, Gina Raimondo; y Seguridad Interior, Alejandro Mayorkas. También asisten la representante comercial de Estados Unidos (USTR), Katherine Tai; la administradora de la agencia para el desarrollo internacional USAID, Samantha Power y el embajador estadounidense en México, Ken Salazar.

Por México, participan el canciller Marcelo Ebrard, la secretaria de Economía, Tatiana Clouthier; y los subsecretarios de Hacienda, Gabriel Yorio; y Comercio Exterior, Luz María de la Mora; así como el encargado de América del Norte de la cancillería, Roberto Velasco; y el embajador mexicano en Estados Unidos, Esteban Moctezuma.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *