Sentencia Guillermo Ferrufino y Milena Vallarino: 6 años de prisión e inhabilitación funciones públicas

Sentencia Guillermo Ferrufino y Milena Vallarino: 6 años de prisión e inhabilitación funciones públicas
Guillermo Ferrufino, exministro del Ministerio de Desarrollo Social. Foto, archivo En Segundos.

Como ministro del MIDES (2009 al 2014), Ferrufino obtuvo ingresos por B/. 355,991.00, no obstante, su patrimonio económico se incrementó considerablemente, entre adquisiciones de bienes inmuebles, muebles y cuentas bancarias, por un monto de B/.2,288,296.51, que no pudo justificar.

A Guillermo Ferrufino Benítez y Milena Edith Vallarino, se le confirmó la sentencia de “6 años de prisión e inhabilitación de funciones públicas por el término de 5 años, una vez cumplida la pena principal como autores del delito de Enriquecimiento Injustificado”.

Así lo confirmó el Ministerio Público hoy, por la vía de un comunicado de prensa, el cual resaltó que, “la Fiscalía Anticorrupción de Descarga logró que el Tribunal Liquidador de Causas Penales confirmara la sentencia proferida por el Juzgado Tercero Liquidador de Causas Penales para Guillermo Ferrufino Benítez y Milena Edith Vallarino, de 6 años de prisión e inhabilitación de funciones públicas por el término de 5 años, una vez cumplida la pena principal como autores del delito de Enriquecimiento Injustificado”.

Igualmente, se mantiene el comiso de los bienes aprehendidos, los cuales pasan a órdenes del Ministerio de Economía y Finanzas, como lo son: 3 cuentas en diferentes bancos de la localidad y tres fincas, entre estas una residencia ubicada en Albrook, dos en Boquete, en provincia de Chiriquí, y una en el distrito de La Chorrera.

Lo anterior, producto de una investigación que realizó el Ministerio Público desde el 12 de marzo de 2015, en la que se estableció que el señor Guillermo Ferrufino fungió como ministro de Desarrollo Social, durante el periodo 2009 al 2014. Durante ese tiempo obtuvo ingresos por B/. 355,991.00, no obstante, su patrimonio económico se incrementó considerablemente, entre adquisiciones de bienes inmuebles, muebles y cuentas bancarias, no pudiendo justificar, según los auditores de la Contraloría General de la República, por un monto de B/.2,288,296.51.

La Procuraduría General de la Nación logró demostrar que hubo un incremento superior al que normalmente haya podido tener el exfuncionario en virtud de los sueldos o emolumentos percibidos o de sus ingresos por cualquier otra causa lícita, siendo evidente que se produce una mejora en el balance patrimonial en consideración a la declaración de bienes.

Igualmente, se corroboró que las cuentas bancarias incriminadas se movilizaban conjuntamente por Milena Vallarino de Ferrufino y su esposo; además de los bienes cuestionados y aprehendidos dentro de la causa penal, como resultado del incremento patrimonial injustificado, traspasados a su nombre para alegar que las mismas no eran propiedad del exministro y evitar ser cuestionadas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *