Jardines más allá de la atmósfera, el nuevo reto de la exploración espacial

Jardines más allá de la atmósfera, el nuevo reto de la exploración espacial
El proyecto, de cuatro años de duración y financiado por una subvención de la NASA de 1,24 millones de dólares, se encuentra ya a medio camino y empieza a generar los primeros resultados.. Foto/AFP

No es fácil tener plantas en el espacio. Sin gravedad, las semillas revolotean, el agua se aglutina en gotitas, y la luz artificial y el aire tienen que regularse finamente para reproducir el sol y el viento. Sin embargo, para la NASA, tener jardines en el cosmos es crucial para su carrera espacial

Los futuros exploradores espaciales tendrán que alimentarse durante sus misiones de varios meses, a veces años, a la Luna o a Marte, y en los productos liofilizados algunos nutrientes esenciales como las vitaminas C y K desaparecen con el tiempo.

Si los astronautas se privan de esos componentes, se incrementa el riesgo de que desarrollen infecciones, cáncer, enfermedades cardíacas o de tener una mala circulación sanguínea.

Ante este panorama, la agencia espacial estadounidense ha recurrido a botánicos y jardineros, la mayoría jóvenes escolares, para hacer algunos experimentos.

“Hay decenas de miles de plantas comestibles en la Tierra que podrían ser útiles, pero no es fácil saber cuáles son las mejores para producir alimentos destinados a los astronautas”, explica Carl Lewis, director del Jardín Botánico de Fairchild, en Florida, en primera línea de las investigaciones. “Aquí es donde entramos en juego”, añade.

Este jardín botánico de Miami ha identificado 106 variedades de plantas que podrían reaccionar bien en el espacio, como el repollo rústico y la lechuga, y se ha asociado con más de 15.000 alumnos de 150 establecimientos escolares que cultivan en sus aulas plantas bajo las mismas condiciones que en el espacio exterior.

El proyecto, de cuatro años de duración y financiado por una subvención de la NASA de 1,24 millones de dólares, se encuentra ya a medio camino y empieza a generar los primeros resultados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *