Vázquez critica "golpe" en Bolivia pero valora "alternancia"

Vázquez critica "golpe" en Bolivia pero valora "alternancia"
Tabaré Vázquez. Foto: AFP.

La situación “amerita dos lecturas”, sostuvo en declaraciones a periodistas antes de ir a votar en el balotaje para elegir nuevo presidente en Uruguay.

El presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez, dijo este domingo que en Bolivia se produjo un “golpe” de Estado contra Evo Morales pero valoró la “alternancia” en el poder.

La situación en Bolivia “amerita dos lecturas”, sostuvo Vázquez en declaraciones a periodistas antes de ir a votar en el balotaje para elegir nuevo presidente en Uruguay.

“Cuando acontece el hecho (la salida de Morales del poder) se transforma en un hecho de facto. La destitución de Evo Morales no es del Evo Morales que fue elegido para el próximo gobierno, sino del que estaba en el ejercicio de la Presidencia que había obtenido en elecciones libres y democráticas”, dijo el mandatario uruguayo.

“Un presidente que está en ejercicio de su derecho, electo por el pueblo libre y democráticamente, si tiene que irse porque lo presionan, sufre un golpe de facto”, opinó.

Luego está la “posición propia de Evo Morales que buscó una cuarta reelección. Yo no acepté ni siquiera la primera reelección, porque considero el valor que tiene la alternancia en el ejercicio de gobierno”, señaló Vázquez.

En Uruguay no está habilitada la reelección consecutiva de presidentes. Vázquez, que gobernó por primera vez de 2005 a 2010 y volvió a asumir en 2015 por voto popular, siempre fue contrario a cambiar la Constitución para modificar esta regla.

“Cinco años, 10 años, cansan mucho, son muy duros. Siempre es bueno que venga una mente fresca con otro ánimo, con otra voluntad, con otro deseo de hacer las cosas”, dijo Vázquez cuando su país celebra elecciones en las que la oposición es clara favorita este domingo.

El Congreso de Bolivia dio el sábado luz verde a nuevos comicios generales sin Morales, en un paso decisivo hacia una salida a la crisis que estalló en torno a la figura del exmandatario, asilado en México, tras un mes de protestas que dejan 32 muertos.

El parlamento boliviano anuló las elecciones del 20 de octubre, en las que Morales, según resultados oficiales, había obtenido un cuarto mandato de cinco años, en un proceso que fue contestado por la oposición en las calles por presunto fraude y en el que la Organización de los Estados Americanos (OEA) dijo haber detectado irregularidades “graves”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *