EE.UU. prohíbe la entrada de extranjeros que pasen por China

EE.UU. prohíbe la entrada de extranjeros que pasen por China
Huyen del coronavirus. Foto: AFP

Los estadounidenses que regresen de Hubei, la provincia china epicentro del brote del nuevo coronavirus 2019, estará sujeto a una cuarentena obligatoria de 14 días.

 

Estados Unidos declaró el viernes una emergencia sanitaria pública y prohibirá temporalmente la entrada al país a los extranjeros que haya estado en China en las últimas dos semanas, una medida para contener la expansión del nuevo coronavirus.

Los estadounidenses que regresen de Hubei, la provincia china epicentro del brote del nuevo coronavirus 2019, estará sujeto a una cuarentena obligatoria de 14 días en una instalación habilitada, dijo el secretario de Salud, Alex Azar.

A los estadounidenses que regresen de otra región China se les pedirá una “cuarentena autoimpuesta” en sus propias casas, con vigilancia.

“Hoy declaro que el coronavirus presenta una emergencia de salud pública en Estados Unidos”, dijo Azar durante una sesión informativa en la Casa Blanca, agregando que las directivas entrarán en vigor el 2 de febrero a partir de las 17H00 hora del este (22H00 GMT).

“A los ciudadanos extranjeros que no sean familiares de ciudadanos estadounidenses y residentes permanentes que hayan viajado a China en los últimos 14 días se les negará la entrada” al país, agregó.

Estados Unidos ha confirmado siete casos del nuevo coronavirus, originado en diciembre en un mercado de mariscos en Wuhan, en la provincia de Hubei.

La Organización Mundial de la Salud ya ha declarado la epidemia como una emergencia global, mientras el número de muertos en China aumentó el viernes a 259 y los casos confirmados se aproximan a los 12.000, más que los que provocó el brote de SARS en 2003.

Tres aerolíneas estadounidenses, American, Delta y United dijeron que pronto suspenderían todos los vuelos a y desde China.

– Primera cuarentena en 50 años –

Antes de este comunicado, autoridades estadounidenses emitieron una inusual orden federal de cuarentena para 195 ciudadanos que fueron repatriados de la ciudad china de Wuhan, la primera medida de esta índole tomada por Estados Unidos en 50 años.

Los casi 200 estadounidenses, entre los que había diplomáticos y sus familias, llegaron el miércoles a la Base de la Reserva Aérea de marzo en Riverside, California, y las autoridades dijeron inicialmente a los pasajeros se les pediría que se aislaran voluntariamente hasta durante 72 horas.

Las autoridades estadounidenses tomaron la decisión después de que uno de los evacuados intentara abandonar la base militar.

– Dudas sobre las pruebas –

Los repatriados presentaron muestras para que los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), las analizara en Atlanta, pero las autoridades no están seguras de la precisión de las herramientas con las que se hace el diagnóstico.

“Estamos viendo en los casos que están en el hospital, hemos visto personas que tenían virus detectables y no tenían el virus técnico, y luego, tres días después, tenían virus detectables”, dijo Robert Redfield, director de los CDC.

Debido a que el alcance de la transmisión asintomática aún no estaba claro, no se utilizó una prueba negativa.

“No es que sea un test muy malo, pero no es un test absoluto”, agregó Anthony Fauci, inmunólogo de los CDC.

A pesar de las acciones aparentemente drásticas, el pueblo estadounidense “no debe permitir que el miedo o el pánico guíen sus acciones”, dijo Nancy Messonnier, alta funcionaria de los CDC, sino que deben tomar las precauciones normales para detener la propagación de cualquier virus respiratorio.

Esto incluye lavarse la manos con fuerza durante al menos 20 segundos, desinfectar las superficies, permanecer en casa cuando se está enfermo y taparse cuando se tose o estornudar con un pañuelo desechable y luego tirarlo a la basura.

“Actualmente no recomendamos el uso de mascarillas” en Estados Unidos, dijo Messonnier. “No supongan que porque alguien sea descendiente de asiáticos tiene el nuevo coronavirus”, añadió, remarcando que en el país hay cuatro millones de chinos estadounidenses.

2 Respuestas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *