En EE.UU. prueban plasma experimental de recuperados en pacientes con complicaciones de Covid-19

En EE.UU. prueban plasma experimental de recuperados en pacientes con complicaciones de Covid-19
El plasma es la fracción acelular de la sangre. Se obtiene un color amarillento, al dejar a la sangre desprovista de células como los glóbulos rojos y los glóbulos blancos. Foto/Mayo Clinic

Mayo Clinic brindará acceso al plasma experimental de personas convalecientes a los pacientes hospitalizados por COVID-19 severo o potencialmente mortal

Rochester, Minnesota: Mayo Clinic será la primera institución en brindar acceso coordinado al plasma experimental procedente de personas convalecientes a los pacientes hospitalizados por COVID-19 severo o potencialmente mortal y a quienes tienen riesgo de avanzar hacia esos estados de la enfermedad. La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) anunció estas acciones.

El plasma de personas convalecientes consiste en plasma sanguíneo recolectado de gente que se recuperó de la COVID-19 y que luego sirve para tratar a otras personas que se encuentran en una etapa avanzada de la enfermedad. La persona donante de plasma debe encontrarse recuperada y obtener resultado negativo en la prueba de COVID-19, además de estar sana por lo demás. El paciente recibe la transfusión del plasma donado, el cual contiene anticuerpos capaces de atacar al virus y ayudar a que los pacientes se recuperen más rápido.

El programa de Mayo Clinic de plasma procedente de personas convalecientes está bajo la dirección del Dr. Michael Joyner y se desarrolló de una iniciativa a nivel nacional de médicos y científicos pertenecientes a 40 instituciones que se autoorganizaron para investigar la aplicación del plasma de personas convalecientes durante la pandemia de la COVID-19. Las instituciones participantes fueron Mayo Clinic, la Universidad de Johns Hopkins, la Universidad de Washington, el Centro Médico Einstein, la Escuela de Medicina Icahn en Mount Sinai, la Universidad Estatal de Michigan, así como innumerables centros médicos académicos y organismos gubernamentales, todos en busca de crear a un programa nacional de plasma procedente de personas convalecientes con el fin de modificar el curso de la enfermedad.

“Estamos muy contentos de trabajar con nuestros colegas y con el país para combatir esta pandemia de todas las formas posibles, como parte de la misión de Mayo cuyo punto central es el paciente. Creemos que este programa que amplía el acceso a este tratamiento experimental es una alternativa terapéutica esperanzadora. Anticipamos que el plasma de personas convalecientes que permita administrar el tratamiento llegue a cuentagotas la próxima semana, pero que haya más disponibilidad en las siguientes semanas. Además, recogeremos datos para entender cuál es la mejor mantera de utilizar el plasma para tratar la COVID-19”, comenta el Dr. Joyner.

Los médicos de cualquier institución que actualmente tratan a pacientes con COVID-19 pueden registrar la información sobre sus pacientes en uscovidplasma.org. El programa a nivel nacional cuenta con el respaldo de la Cruz Roja Americana y de la gran comunidad de bancos sanguíneos que trabajará con los médicos para recolectar y distribuir el plasma donado.

El Programa de acceso ampliado al plasma de personas convalecientes recibió la autorización de la FDA para usar el plasma procedente de gente convalecida de una infección por SARS-CoV-2, que es el virus que causa la COVID-19.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *