Contra el coronavirus, la ONU pide una "vacuna del pueblo" accesible a todos

Contra el coronavirus, la ONU pide una "vacuna del pueblo" accesible a todos
Científicos buscan la cura para el Covid-19. Foto/Ilustrativa AFP

“Una vacuna contra la covid-19 debe ser vista como un bien público mundial, una vacuna del pueblo”, afirmó el portugués, que pidió “solidaridad global para garantizar que cada persona, todo el mundo, tenga acceso” a ella.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, pidió una “vacuna del pueblo” contra el coronavirus que, una vez desarrollada, esté al alcance de todos los habitantes del planeta, en la apertura el jueves de una cumbre virtual para recaudar fondos.

“Una vacuna contra la covid-19 debe ser vista como un bien público mundial, una vacuna del pueblo”, afirmó el portugués, que pidió “solidaridad global para garantizar que cada persona, todo el mundo, tenga acceso” a ella.

Su mensaje fue difundido por video en el inicio de este evento internacional organizado por el Reino Unido a favor de la Alianza para la Vacuna (GAVI).

El presidente estadounidense Donald Trump, que no participaba en la cumbre en directo, mandó una intervención grabada.

“Como lo ha demostrado el coronavirus, no tiene fronteras, no discrimina”, afirmó. “Es malo, es asqueroso, pero nos vamos a ocupar de él todos juntos”, agregó.

Con la participación de más de 50 países y unos 35 jefes de Estado y de gobierno, esta cumbre busca recaudar 7.400 millones de dólares (6.600 millones de euros) para que la GAVI pueda continuar sus campañas mundiales de vacunación contra enfermedades como el sarampión, la poliomielitis o la fiebre tifoidea, interrumpidas por la pandemia de covid-19.

También pretende recaudar 2.000 millones de dólares para la producción y distribución en los países más pobres de una posible futura vacuna contra el coronavirus, que ha matado a 385.000 personas en el mundo desde que surgió en diciembre en China.

– “Unir a la humanidad” contra el coronavirus –

Cooperación mundial contra la pandemia fue también el deseo del anfitrión, el primer ministro británico Boris Johnson: “Espero que esta cumbre sea el momento en que el mundo se junte para unir a la humanidad en la lucha contra la enfermedad”.

“Les pido que se unan a nosotros, para fortalecer esta alianza que salva vidas”, dijo Johnson, cuyo país es el segundo más afectado por el coronavirus con casi 40.000 muertos confirmados.

El Reino Unido es hasta ahora el mayor contribuyente de la GAVI, con 1.650 millones de libras (1.850 millones de euros, 2.080 millones de dólares) prometidos para los próximos cinco años.

Numerosos laboratorios farmacéuticos están dispuestos a poner a disposición su capacidad de producción una vez que se desarrolle una vacuna, afirmó el multimillonario estadounidense Bill Gates, cuya fundación es muy activa en este ámbito.

Esto es fundamental para lograr que el mayor número de personas tenga acceso a la vacuna en cuanto se encuentre, explicó el filántropo en la BBC.

“Cuando tengamos una vacuna, queremos desarrollar la inmunidad colectiva” y para ello hay que asegurarse de que se administra a “más del 80% de la población” mundial, añadió, reconociendo que los rumores o las teorías de la conspiración que corren por las redes sociales acerca de este fármaco podrían socavar ese objetivo.

– “Poder monopolístico” de las farmacéuticas –

La cumbre de la GAVI se celebra en un momento delicado, en el que la pandemia ha exacerbado los ataques contra el multilateralismo, entre la ruptura de Trump con la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el miedo de que Estados Unidos tenga el control sobre futuras vacunas.

“Es de gran importancia, y estamos consiguiéndolo, que haya consenso internacional y apoyo en todo el mundo para encontrar una vacuna y proporcionarla a todos aquellos que son vulnerables, porque nadie estará seguro hasta que todos lo estén”, declaró a la AFP Anne-Marie Trevelyan, ministra británica de Desarrollo Internacional.

Anna Marriott, encargada de salud en la organización no gubernamental Oxfam, aplaudió el establecimiento de un nuevo fondo para ayudar a los países en desarrollo a acceder a una futura inmunización contra la covid-19.

Pero subrayó en un comunicado que “la GAVI y los gobiernos que la financian deben enfrentarse primero al poder monopolístico de la industria farmacéutica que se interpone en el camino de una vacuna para los pueblos”.

“El dinero de los contribuyentes debe invertirse en vacunas y tratamientos que estén libres de derechos y disponibles para todas las naciones a precio de coste”, insistió.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *