,

Para los robots, es su momento de brillar (y tal vez desinfectar)

Para los robots, es su momento de brillar (y tal vez desinfectar)
El robot cepillador de pisos Neo en el Aeropuerto Internacional de Cincinnati/Norte de Kentucky en Hebron, Kentucky, el 31 de julio de 2020. (Ty Wright/The New York Times)

Neo es un robot de 1,2 metros y 450 kilogramos que cepilla los pisos. Esta máquina de alta tecnología puede recorrer grandes edificios comerciales por su cuenta, sin requerir ningún tipo de supervisión humana.

Desde su lanzamiento al mercado en 2016, las ventas de Neo se han casi duplicado cada año, dijo Faizan Sheikh, director ejecutivo y uno de los cofundadores de Avidbots, la empresa emergente canadiense que creó el robot. Sin embargo, este año, la demanda se ha disparado un 100 por ciento desde marzo, cuando comenzó el confinamiento debido a la pandemia. De repente, la necesidad de hacer una limpieza exhaustiva, confiable y frecuente es lo principal y lo más importante.

“Antes, un alto ejecutivo de una gran compañía no habría sabido realmente cómo se limpiaban sus instalaciones”, dijo Sheikh. “Habrían sido externalizadas a una compañía de administración inmobiliaria, la cual podría externalizar a su vez”.

Ahora, los líderes de las compañías están mostrando más interés, al hacer preguntas sobre el proceso y el horario de limpieza, así como la seguridad y la efectividad. “Eso puede llevar al interés en la automatización”, dijo.

En efecto, los robots de limpieza están teniendo un momento de auge en los bienes raíces comerciales. Sus creadores promueven las máquinas como soluciones económicas para los desafíos de limpieza causados por la pandemia. Pueden ser puestos en uso frecuente sin requerir más horas de trabajo remunerado, siempre cumplen y algunos incluso pueden proporcionar los datos para demostrar que han recorrido cada centímetro asignado.

Los robots autónomos que están disponibles en la actualidad son principalmente para limpiar pisos y alfombras, pero las empresas están ocupadas desarrollando otras aplicaciones de limpieza. Por ejemplo, Boston Dynamics, una compañía de diseño de robótica en Waltham, Massachusetts, forma parte de una asociación que tiene como objetivo desarrollar una solución desinfectante que pueda ser montada sobre su robot de cuatro patas Spot, dijo una vocera de la compañía.

De acuerdo con un reporte de 2018 de Deloitte, la robótica también se está usando para relevar a los humanos de tareas repetitivas de oficina como contabilidad. A medida que más edificios añaden tecnología inteligente, la recolección y conversión de datos se volverá cada vez más importante.

Somatic, una empresa emergente en Nueva York, está trabajando en un robot que pueda limpiar sanitarios mediante el uso de una tecnología de espray, dijo Michael Levy, el director ejecutivo. No usar al trabajador de limpieza humano del baño hace el área más segura debido al riesgo reducido de propagación de gérmenes, dijo Levy. Además, el robot siempre hará el trabajo exactamente como está programado para hacerlo.

“Necesitas dejar que los químicos se asienten para actuar, pero hacer que se cumpla la orden es difícil en la industria”, dijo Levy. “Si le dices a un robot que deje actuar los químicos durante 36 segundos, dejará actuar los químicos durante 36 segundos todas las veces”.

La idea de limpieza robótica no es nueva. Los primeros intentos ocurrieron en la década de los setenta, dijo Sheikh, pero la tecnología no estaba a la altura de la tarea requerida y las máquinas eran “extremadamente costosas”.

Neo es lo suficientemente sofisticado para crear sus propios mapas de un inmueble después de haberlo recorrido una sola vez, dijo. El cliente entonces trabaja con Avidbots para desarrollar planes de limpieza, los cuales pueden variar dependiendo del día de la semana.

“Después de que un humano selecciona un plan de limpieza, presionas comenzar y te alejas”, dijo Sheikh. “El robot descubre su propio camino”.

Diseñado para instalaciones de por lo menos 7400 metros cuadrados, Neo se vende por 50.000 dólares, más 300 dólares al mes por el software que rastrea el desempeño en la limpieza. A ese precio, el punto para que el comprador recupere la inversión es de doce a dieciocho meses, dijo Sheikh.

También pueden ser rentados por 2500 dólares al mes, incluyendo mantenimiento y software, con un contrato mínimo de tres años.

El Aeropuerto Internacional de Cincinnati/Norte de Kentucky despliega su Neo tres o cuatro veces al día para limpiar los miles de metros cuadrados de piso de mosaicos, dijo Brian Cobb, el director de innovación de la terminal aérea.

“Neo tiene la capacidad de inteligencia artificial a través de la cual, a medida que se mueve por su camino original, si ve algo en su camino, lo rodeará”, dijo Cobb. “Si el obstáculo está ahí al día siguiente, Neo lo incorporará a su mapa”.

Antes de la activación de Neo en enero, el aeropuerto tenía a tres trabajadores que limpiaban los pisos cada noche, lo que equivalía a un promedio de veinticuatro horas laborables por día, dijo Cobb. Neo ha tomado una porción de eso, aunque los trabajadores todavía son necesarios para hacer las labores más pesadas de mantenimiento de los pisos, como pulir y recubrir. También libera al personal de limpieza para que se enfoque en asegurarse de que las áreas de “alto contacto” del aeropuerto sean limpiadas con mayor frecuencia durante la pandemia, dijo.

SoftBank, el conglomerado transnacional japonés, presentó el limpiador de alfombras autónomo Whiz a través de su unidad de robótica en noviembre, dijo Kass Dawson, vicepresidente de estrategia de marca y comunicación de marca en SoftBank Robotics. Ya más de 10.000 robots compactos Whiz han sido desplegados alrededor del mundo.

Los robots captaron la atención de Jeff Tingley, el presidente de Sparkle Services, una compañía de limpieza en Enfield, Connecticut, que trabaja en inmuebles comerciales de grandes dimensiones en Connecticut, Nueva Jersey y Nueva York. Mencionó que desde hace mucho tiempo había estado interesado en la limpieza robótica, pero no había encontrado la tecnología que fuera lo suficientemente avanzada o costeable.

“Aspirar es uno de los procesos que más tiempo consume en la limpieza. Con Whiz, puedes esencialmente eliminar el 90 por ciento del tiempo de aspirado requerido”, dijo Tingley. “Todavía necesitas humanos con aspiradoras portátiles para llegar abajo de los escritorios y las sillas, pero hemos ahorrado muchas horas”.

El Whiz se alquila por entre 500 y 550 dólares al mes, que incluyen mantenimiento y recolección de datos que proporciona a los clientes “la limpieza confirmada”, dijo Dawson.

El software del robot fue desarrollado por Brain Corp, una compañía en San Diego que forma equipos con fabricantes externos principalmente en las industrias de limpieza y bodegas. La tecnología autónoma de Brain Corp, BrainOS, también se encuentra en robots fabricados por Tennant, Minuteman, Kärcher y otros.

En el segundo trimestre de este año, el uso de robots impulsados por BrainOS se elevó un 24 por ciento en comparación con el año previo, dijo Chris Wright, vicepresidente de ventas de Brain Corp. El uso diario promedio aumentó un 20 por ciento, de 2,15 a 2,58 horas, dijo.

Destacó que gran parte del incremento fue durante las horas del día, lo que señala un gran cambio en los horarios de limpieza.

“La limpieza ahora es parte del primer turno porque se está volviendo importante para la imagen de las compañías”, dijo Wright. “Todos están un poco dubitativos ahora cuando ingresan a los edificios. Una de las cosas que inmediatamente tranquilizarán a las personas será cuando vean que realizan la limpieza”.

Tingley ha visto que esto ocurre cuando Whiz se mueve por el piso de una oficina. Es una “máquina amigable” que se detiene si caminas frente a ella y utiliza una luz intermitente para señalar cuando esté dando la vuelta, y a la gente parece agradarle, dijo.

“Durante este atemorizante periodo, las personas en los edificios tienen rostros inexpresivos o incluso ceños fruncidos que muestran falta de felicidad”, dijo. “Cuando el Whiz pasa, deja una sonrisa en su cara. Es casi como una mascota, todos quieren ponerle nombre”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *