Juicio por los atentados de Cataluña en 2017 comenzará el 10 de noviembre

Juicio por los atentados de Cataluña en 2017 comenzará el 10 de noviembre
Seguridad y flores en Las Ramblas tras atentado terrorista en 2017. Foto: AFP.

Este ataque doble, reivindicado por el grupo Estado Islámico, dejó además 140 personas heridas, varios de ellos extranjeros.

 

El juicio a los cómplices de los autores del doble atentado yihadista que dejó 16 muertos en Barcelona y Cambrils en agosto de 2017 se iniciará el 10 de noviembre en la Audiencia Nacional, una alta jurisdicción cerca de Madrid, indicó este miércoles una fuente judicial.

Este ataque doble, reivindicado por el grupo Estado Islámico, dejó además 140 personas heridas, varios de ellos extranjeros.

En la tarde del 17 de agosto de 2017, una furgoneta arrolló a toda velocidad a personas que paseaban por las turísticas Ramblas de Barcelona, provocando la muerte de 14 personas. Luego el conductor, de 22 años, se dio a la fuga y en su huida mató a otra persona.

Horas más tarde, en la madrugada del 18 de agosto, otros cinco miembros de la célula atropellaron y acuchillaron a varios transeúntes en Cambrils, matando a una 16ª persona.

Los seis yihadistas fueron abatidos por la policía.

Tres cómplices, para los que la fiscalía pide entre 8 y 41 años de prisión, se sentarán en el banquillo de los acusados desde el 10 de noviembre.

El principal acusado es Mohamed Houli Chemlal, sobreviviente de una detonación en la casa donde la célula preparaba explosivos, para quien la fiscalía pide 41 años de cárcel por los delitos de pertenencia a organización terrorista, fabricación y tenencia de explosivos y conspiración para causar estragos.

Además, pide 36 años por los mismos delitos para Driss Oukabir, que alquiló la furgoneta que protagonizó el atropello múltiple en Barcelona, y 8 años por colaboración con organización terrorista para Said Ben Iazza, quien prestó su furgoneta y su documentación a los atacantes.

Según la justicia, los miembros de la célula fueron reclutados por el imán Abdelbaki Es Satty en el tranquilo pueblo de Ripoll (100 km al norte de Barcelona), para cometer “varios atentados de grandes dimensiones mediante el uso de artefactos explosivos”.

Los objetivos posibles eran la torre Eiffel, los estadios del FC Barcelona y del Real Madrid y la Alhambra de Granada (sur de España).

Pero la explosión accidental de su arsenal, que mató al imán, los hizo improvisar los ataques en Barcelona y Cambrils.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *