Si sufres de alergia, las mascarillas podrían ayudarte con los síntomas

Si sufres de alergia, las mascarillas podrían ayudarte con los síntomas
Foto: colaboración. La protección varía dependiendo de la mascarilla, el ajuste y, en el caso de las mascarillas de tela, según el tejido que se use en la fabricación.

Aunque los cubrebocas de tela y los quirúrgicos funcionan bien para protegernos de las partículas virales, los estudios muestran que las mascarillas también pueden ser efectivas para filtrar los alérgenos comunes.

Los estudios muestran que usar mascarillas en los espacios exteriores, además de ser efectivo contra la COVID-19, puede proteger a quienes sufren por las alergias estacionales.

Mientras llegamos a nuestra segunda primavera pandémica, muchos estamos desesperados por quitarnos los cubrebocas. Pero para 19,2 millones de estadounidenses adultos, que sufren de alergias estacionales hay otra razón para seguir usando mascarillas.

Aunque los cubrebocas de tela y los quirúrgicos funcionan bien para protegernos de las partículas virales, los estudios muestran que las mascarillas también pueden ser efectivas para filtrar los alérgenos comunes, que normalmente flotan en tamaños mucho más grandes, lo que hace que sean más fáciles de bloquear.

El polen de pino, por ejemplo, es, aproximadamente, 800 veces más grande que el coronavirus, dijo David Lang, alergólogo de la Clínica Cleveland. Incluso antes de la pandemia, les aconsejaba a sus pacientes con alergias graves que usaran mascarillas al aire libre, especialmente durante actividades prolongadas como la jardinería o la limpieza de los patios.

El uso de mascarillas para aliviar los síntomas de las alergias puede requerir un poco de “ensayo y error”, dijo Purvi Parikh, alergóloga e inmunóloga en el centro de salud NYU Langone. Pero “si hay menos polen entrando en la nariz y boca, es menos probable que sufras un ataque de alergia”, dijo.

Recientemente, un grupo de investigadores israelíes estudió cuánto cambiaban los síntomas de las personas con alergias leves, moderadas y graves al usar mascarillas. Con base en los datos recopilados por 215 miembros del personal de enfermería que usaron cubrebocas quirúrgicos o mascarillas N95 durante un período de dos semanas, encontraron que en el caso de 44 trabajadores sanitarios con síntomas de alergia severa, casi el 40 por ciento experimentó menos estornudos, secreción y congestión nasal cuando usaban una mascarilla quirúrgica o N95.

Entre las 91 personas con síntomas moderados, el 30 por ciento mejoró cuando usaron una mascarilla quirúrgica; y esa cifra se elevó al 40 por ciento cuando usaban una N95. Entre las 80 personas que comenzaron el estudio con síntomas leves, 43 (alrededor del 54 por ciento), sintieron que sus síntomas mejoraron al utilizar una mascarilla quirúrgica o N95, dijo Amiel Dror, médico científico del Centro Médico Galilee y académico en la Facultad de Medicina Azrieli, de la Universidad Bar-Ilan, que es el autor principal del estudio.

El uso de mascarillas también fue más efectivo para los miembros del personal sanitario con alergias estacionales que para quienes presentan síntomas durante todo el año. Usar cubrebocas no resolvió el problema de la picazón en los ojos, según el reporte de septiembre, publicado en The Journal of Allergy and Clinical Immunology.

Aunque los hallazgos sugieren que usar una mascarilla puede reducir los síntomas de alergia en algunas personas, los investigadores advirtieron que se necesitan más estudios. Es posible que el personal sanitario experimente menos síntomas porque, cuando no estaban trabajando, se quedaban en casa y evitaban las multitudes durante los encierros, por lo tanto, tenían menos exposición a los alérgenos presentes en el medioambiente. Pero el hecho de que el uso de mascarillas, que cubren la nariz y la boca, se asociara con la mejoría de los síntomas nasales, pero no con la irritación de los ojos, sugiere que usar cubrebocas, probablemente, ayudó a reducir muchos síntomas de las alergias.

Además de filtrar los alérgenos, usar mascarillas también hace que el aire en nuestras cavidades nasales sea más cálido y húmedo, dijo Dror. “Sabemos que el aire seco y el aire frío a veces pueden provocar una reacción en la nariz”, dijo. “Este es un beneficio adicional de usar cubrebocas. Con todo lo malo, eso es algo bueno”.

La protección varía dependiendo de la mascarilla, el ajuste y, en el caso de las mascarillas de tela, según el tejido que se use en la fabricación. Y, a menos que usen cubrebocas en todo momento, las personas pueden verse afectadas por los alérgenos de interiores como los ácaros del polvo o el polen que se transportan a través de las ventanas abiertas con la brisa primaveral.

“Puede ayudar, pero no necesariamente eliminará todos los síntomas”, dijo Sandra Lin, profesora de Otorrinolaringología y cirugía de cabeza y cuello en la Escuela de Medicina Johns Hopkins. “Mucha gente usa mascarillas la mayor parte del tiempo y todavía tiene síntomas de alergia”.

 

Aquí hay otros consejos para reducir sus síntomas durante la temporada de alergias.

– Protege tus ojos. Lang recomienda a las personas que sufren de alergias usar anteojos o gafas cuando estén al aire libre, lo que ayuda a evitar que los alérgenos como el polen de los árboles entren en contacto directo con los ojos.

Lava y cambia con frecuencia la mascarilla. “Lo último que quieres es que se quede algún alérgeno atrapado ahí”, dijo Parikh. Ella recomienda a los pacientes cambiarse de ropa al volver a casa y ducharse antes de dormir, para asegurarse de que el polen no se pegue a la piel y lavar las mascarillas reutilizables con frecuencia. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades recomiendan lavar los cubrebocas de tela después de cada uso.

Encuentra una mascarilla que no te irrite el rostro. Elegir la mascarilla correcta para un usuario con alergias puede ser importante. La gente con piel sensible puede reaccionar a algunos tintes textiles y deben usar detergentes sin aroma, o elegir mascarillas quirúrgicas o de grado médico, que es menos probable que irriten la piel. “Mis pacientes con alergias tienen piel muy sensible porque los mismos bichos que los hacen estornudar o toser también pueden irritarles la piel”, dijo Parikh.

Consulta con un médico si los síntomas de alergia son severos. “Si las personas continúan presentando síntomas que interfieren con sus actividades normales, si faltan al trabajo o la escuela, si su sueño se interrumpe por las noches, deben consultar a su médico”, dijo Lang. “Podemos ayudar de otras maneras. No deberían sufrir innecesariamente”.

Dani Blum es asistente de noticias en la sección Well de The New York Times.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *