Opinión: Dónde no sirve un pasaporte estadounidense: en el mundo y en los pubs irlandeses

Opinión: Dónde no sirve un pasaporte estadounidense: en el mundo y en los pubs irlandeses
Imagen ilustrativa del pasaporte de Estados Unidos. Foto/The New York Times

¿El coronavirus por fin les demostrará a los estadounidenses todos los privilegios que han disfrutado?

¿Te has fijado que los países tienen lemas, como Tailandia, que es la Tierra de las Sonrisas? Esto parece ejercer mucha presión tanto sobre los ciudadanos como sobre los turistas. ¿Toda una tierra de sonrisas constantes? Hasta cuando tienes dolor de espalda baja o te acaban de entregar una notificación sorpresa con los papeles del divorcio: ¡sonríe!

Ha sido alentador ver cómo últimamente algunos países han desechado la práctica de crear marcas estilo corporativo. ¿Sabías que el último intento de Estados Unidos por tener un lema fue en 2016: “Todo al alcance de la mano”? Por supuesto que ya no podemos decirlo en serio después de años de prohibiciones a los viajes. “Es algo aspiracional”, murmuramos debajo de nuestras mascarillas, apenados mientras el país se aísla y se hunde cada vez más ante los ojos del mundo. Irlanda solía promoverse como la Tierra de las Mil Bienvenidas… hasta que llegó el coronavirus, le tosió a esa idea y la convirtió en una conducta de alto riesgo.

La lista de países con fronteras abiertas para los estadounidenses nunca había sido tan breve. Sin embargo, por ahora, Irlanda, a diferencia de muchos otros países en Europa, les sigue permitiendo el ingreso a los estadounidenses. Lo que sí se ha perdido es la parte de la bienvenida. A los turistas estadounidenses que no se sienten con ganas de respetar el periodo de confinamiento establecido y en cambio esperan beber y cenar en los restaurantes y bares que acaban de reabrir con todas las precauciones les están negando la entrada.

Esto viene a colación por mi reciente viaje de regreso, pues soy una ciudadana irlandesa que vive en Estados Unidos. Fui a Irlanda cuando comenzó la pandemia porque pensé que sería más seguro. Lo fue. De hecho, Irlanda tiene una de las tasas más bajas de COVID-19 en Europa. Sin embargo, extrañaba mi casa y mi vida y sobre todo Shake Shack, así que decidí regresar a Nueva York. No fue sencillo, debido a la prohibición que Estados Unidos ha puesto en vigor para la gente que llega de Europa. Este obstáculo fue nuevo para mí. Un pasaporte irlandés es poderoso, y con solo presentarlo me suelen admitir en la mayor parte del mundo; por si eso fuera poco, una visa estadounidense como la que tengo en mi pasaporte es un objeto igual de único y preciado.

No obstante, en un giro repentino, supe cómo se siente que te azoten la puerta en las narices y cierren con seguro los accesos. Decidí regresar por Canadá. Solicité y obtuve mi exención de visa en línea en unos cuantos minutos. Volé a Londres, pero no me permitieron subir al vuelo de conexión hacia Toronto. Resulta que Canadá también tiene una extensa prohibición de viajes, solo que los canadienses son demasiado amables para presumirla a gritos. Entre esto y lo otro, como decimos en Brooklyn, tuve que llegar por México. No solo de tránsito… tuve que quedarme allá durante catorce días el mes pasado. Este itinerario no fue mi elección y por supuesto que tampoco era lógico, pero se debió a la prohibición de los viajes: me vi obligada a tomar dos vuelos largos adicionales y me quedé varada en la hermosa y resiliente Ciudad de México, que en ese momento era una zona de riesgo con altos niveles de infección.

Estuve ahí durante el terremoto del 23 de junio. Fue el primero que viví, y el movimiento sísmico meció mi edificio. A final de cuentas, logré regresar a Nueva York sobrevolando la frontera terrestre, que ahora está casi cerrada para quienes buscan asilo. Estuve en cuarentena y estoy agradecida de estar en casa.

Sigo impactada del poder que tienen un objeto de constitución física tan endeble como un pasaporte y un artificio tan rudimentario como una frontera para dividir a los seres humanos en dos bandos: los poderosos y los indefensos. Por supuesto que esta no es información nueva para miles de millones de personas en el mundo. Mi ruta inconveniente para regresar a casa fue tan solo una probadita de la realidad que vive la mayoría de la gente en la actualidad. Solo que ahora la mala suerte por fin les toca a los del otro bando. En este momento, los estadounidenses tienen prohibido visitar la mayoría del resto del planeta. Tal vez ahora que los pasaportes estadounidenses han dejado de servir y este Estado nación ya no está en la cima, más de nosotros hagamos conciencia de cuán injusto es el sistema.

¿De qué servirá esa conciencia? No estoy muy segura. Quizás haga más evidente la simple y terrorífica realidad de que a nosotros —a todos y cada uno de nosotros— no se nos confiere ningún derecho porque somos seres humanos, sino porque nos tocó nacer en este o aquel país, y nos impulse a actuar en consecuencia. Tal vez decidamos cerrarnos, priorizarnos y declarar con vehemencia que todos los demás se vayan al diablo. Bien, pero llevamos tiempo intentándolo y en realidad no está funcionando. De hecho, esa postura más bien parece bastante autodestructiva.

Las fronteras, las prohibiciones e incluso los Estados naciones, junto con todas las leyes y la violencia que los mantienen integrados y separados, son relativamente nuevos en comparación con la presencia del hombre en la tierra. Ahora que más de nosotros estamos viendo y viviendo la restrictiva y peligrosa realidad de esas distinciones artificiales, por supuesto que debemos cambiarlas. La persona, el ser humano, la criatura vulnerable que no es distinta de ninguna otra… eso es sagrado. No su documentación. Los estadounidenses lo están aprendiendo ahora. Y ¿qué forma más sencilla de aprenderlo que enfrentar que se les niegue amablemente la entrada a un pub irlandés?

14 Respuestas
  1. No creo que aprendan, ya que su ego, es más elevado que su razocinio

  2. Nuestro ego, WOW, QUE IDIOTEZ… !!!!, no se trata de ego es que realmente la mayoría de la población mundial cree y quisiera.poder abrazar la Democracia y libertad de la cual gozamos los Estadounidenses, Ego no , realidad que le duele a muchos, dominamos casi al mundo, todos desean invertir aquí, todos desean un pasaporte Estadounidense, solo que ahora es mucho más difícil conseguirlo, nosotros no necesitamos visitar un país para precisamente visitar un pub , mejor dicho:
    Necesita el viajero venir a U.S.A, precisamente para saber que nosotros dejamos de entrar a dicho pub para que ud entre, no cerramos puertas , las abrimos y entramos con ud, mi país es el más grande hermoso y bendecido que existe.

    1. Creo que tiene el ego muy elevado, dominamos al mundo.. Jajajaja es un pobre imbecil con sangre latina que se cree gringo

      1. Por favor solo les pido que amemos a nuestro país los U S A ,respetemos a los que respetan y aman la libertad, abran los ojos hacía los populistas comunistas que son los que quieren las divisiones, odios y rencor,luchemos juntos por mantenernos unidos para no dejar que los populistas destruyan nuestros principios y valores tantos intelectuales como humanos,no destruyan la bondad de este gran país y otros que aman la libertad y sobre todo la dignidad del ser humano.

  3. Para que existan los derechos, primero deben ser estos diferentes para todos, de otra forma ¿cual seria su valor real? Y esto es el epicentro aspiraciónal del que se sostiene USA, no la democracia. Esta claro que hay miles de millones de personas que jamás van a viajar a USA por la sencilla razón de que USA no representa absolutamente nada en el imaginario de estas, hay autoestima en cantidad afuera de las fronteras de USA.

  4. Interesante, el Ego en plena manifestación , el Ego dice que no es Ego. Se cubre creyendo cubrirse, disfraza lo que no puede disfrazar. Con todo respeto Sr. Francoyse usted representa muy bien a lo que creemos y sabemos de los norteamericanos.

    1. Porque envidian tantos a los Americanos, que nos han abierto las puertas a todas nuestras naciones, y ayudado económicamente a tantos. Por favor dejen la enviada

  5. Estimado señor francoyse diaz, la libertad de la que presumen los americanos no existe si hay democracia o republica pues eso limita la libertad de pensar por cuenta propia , todos los paises son gobernados mas no todos los humanos permiten ser gobernados y eso nos hace refleccionar sobre las leyes cual injustas son de un pais a otro y por lo general nadie decea invertir en usa pues al contrario las empresas americanas mas grandes y millonarias invierten en el extranjero obteniendo ganancias mayores que habiendo invertido en usa pues la mano de obra y materia prima son mas baratas y de mejor calidad, sino dime porque hay tantos turistas americanos en todo el mundo???

    1. Dulce Penalver ? De verdad, envidia ¿ según ud han dado tanto a todo el mundo : buen trato, amistad, dinero , etc etc y todo porque son muy buenos. Las guerras, despojos, invasiones,robos, asesinatos y un largo etc son producto de imaginaciones calenturienta de quien los envidia.
      No me eche inglés, se han ganado a pulso esa animadversión producto de prepotencia y racismo, está mal generalizar, ni todos envidian ni todos son malos en su país. Igual, si han aceptado migración es porque les conviene y si han dado dinero es porque han ganado millones por cada dólar, no por ser hermanitas de la caridad.
      Cuando entiendan que cada ser humano, por el sólo hecho de existir, tiene los mismos derechos que uds, lo mismo que merece el mismo respeto; entonces se ganaran el aprecio de todos. Saludos

  6. Arturo, es ud un caballero al disfrazar el apelativo de estúpido.
    Disculpe Francoyse, pero no se me ocurre otro.
    Coincido con Richard.
    Viva Cuba!!

  7. Con todo respeto están muy equivocados
    Es cierto cada país cada nación es diferente.
    Yo vivo en Estados unidos.
    Es una nación segura libre aquí tienes todo.
    Ay reglas puedes salir a la calle no te pasa nada
    Siempre le a dado la bienvenida a muchos países de todo el mundo. Sigue siendo la mejor. Nación del mundo..y soy Latina. Viva El Salvador….

  8. A que mi Francoyse, Francisco, Paquito, Periquito, Panchito…..ahora ya quel e otorgaron la VISA hasta te avergüenza de
    tus raíces Latinas.o Latinoamericanas.?..NO gracias NO me agrada la “AMERICAN WAY OF LIFE”…
    SOY muy feliz acá en MI MÉXICO LINDO Y QUERIDO….. AH .Por cierto LOS LATINOS no le agaradamos a tu Papá TRUMP…asi. que en cualquier momento se te puede terminar tu AMERICAN DREAM…aunque hayas nacido en GRINGOLANDIA.?..y RECUERDA…AUNQUE EL MONO SE VISTA DE SEDA….MONO SE QUEDA…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *