El verdadero drama que padece EE.UU. con Isaías es su nombre "impronunciable"

El verdadero drama que padece EE.UU. con Isaías es su nombre "impronunciable"
Isaías se acerca a las costas de Florida. Foto: AFP.

En cada una de sus notas la correcta pronunciación del huracán devenido en tormenta que este viernes bordeaba la costa este de Florida: “ees-ah-EE-ahs”, escriben, mostrando la fonética inglesa.

 

A medida que la tormenta tropical Isaías se acercaba a la costa sureste de Estados Unidos, los angloparlantes se enfrentaban a una dramática realidad: este nombre es tan impronunciable para ellos que algunos vieron su elección como un acto enemigo.

Isaías, un nombre bíblico y común que no genera ni un pestañeo en español, resultó ser un dolor de cabeza en inglés.

Tanto así, que los medios de Estados Unidos detallan en cada una de sus notas la correcta pronunciación del huracán devenido en tormenta que este viernes bordeaba la costa este de Florida: “ees-ah-EE-ahs”, escriben, mostrando la fonética inglesa.

Los meteorólogos hacen evidentes esfuerzos para pronunciarlo en sus informes televisivos, aunque ciertamente no los del sur de Florida, donde hay tanta influencia del español.

También abundan videos en las redes sociales de usuarios que enseñan a pronunciarlo, o lo intentan. Un estadounidense que afirma ser hijo de puertorriqueños asegura en TikTok en tono didáctico que se pronuncia “iasía”.

Un reportero bahameño del canal ZNS dice con toda seguridad que se pronuncia “isáis”, puesto que no lleva tilde — lo que es falso.

Si bien algunos son cándidos en sus esfuerzos lingüísticos, otros parecen muy enojados por la elección de este “nombre loco” y “horrible” para la novena tormenta de la temporada.

“¿Hay que ser tan políticamente correcto con un nombre impronunciable, cuando la gente está preocupada por la destrucción de sus casas?”, dice en Twitter una mujer que suele publicar contenido a favor del presidente Donald Trump.

“Deberían darle nombres americanos a estas cosas, al menos aquí en Estados Unidos”, asegura otro hombre en la misma red social.

Y uno más escribió, con profusión de signos de exclamación, que al Servicio Meteorológico Nacional sólo le interesa ser “políticamente correcto” e “inclusivo” –las comillas son de él.

“¡No tiene sentido usar un nombre que NADIE puede pronunciar!”, escribió en Twitter. “¡Eligieron un nombre estúpido!”.

En un país políticamente polarizado y con los nervios de punta por la pandemia, el debate sobre los tapabocas y las protestas sociales, estos comentarios vienen en buena parte de personas que escriben contenido contra la inmigración.

Los nombres de los ciclones se eligen por orden alfabético. Son decididos por la Organización Meteorológica Mundial y aprobados por los organismos meteorológicos locales.

Son elegidos en función a las etnicidades presentes en la cuenca que afectan. Por eso los del Atlántico llevan nombres ingleses, españoles y franceses.

Y rotan cada seis años. Pero los de tormentas que causaron estragos traumáticos, como “María”, que dejó 3.000 muertos en Puerto Rico en 2017, son retirados de la lista.

Así que, este año, la novena tormenta de la temporada no podía llamarse Igor, Ike, Ingrid, Irma, Isadore ni Isabel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *